Archivo de la etiqueta: Wicca

La Rede Wicca comentada

Artículo copiado de:http://wiccaspain.es/la-rede-wicca-comentada/

Siguiendo la traducción del original de Lady Gwen, en The Green Egg Magazine, Vol. III. No. 69 (Ostara 1975), y reproducido en The Wiccan Rede Project, de Shea Thomas.

Orígenes del Poema-Rede

Existen dos versiones básicas de la Rede Wicca. La primera es un poema de 26 líneas que hizo su presentación pública (con algunas variaciones) aproximadamente a principios de la década de los 70. La segunda, y comúnmente más empleada bajo el término “Rede”, es el pareado final. […]

La versión extendida de 26 líneas de la Rede Of The Wiccae (El Poema-Rede) es en la mayoría de casos atribuido a Lady Gwen (Gwynne) Thompson, Tradicionalista Celta, quien presentó el poema facilitado por Adriana Porter. El poema aparece primeramente en el Green Egg Magazine Vol. III. No. 69 (Ostara 1975) formando parte de un artículo titulado “Wiccan-Pagan Potpourri.” [1]

Mientras que por lo general es considerada una de las versiones más originales, es improbable que la Rede Of The Wiccae fuera el primer Poema-Rede publicado. Ciertamente, la inusual decisión de Thompson de publicar un importante ( y hasta entonces privado) trabajo fue una reacción a la existencia de versiones derivadas que habían generado confusión[2] […]Como parte de su artículo en 1975 escribió ” Nuestra particular Rede, sin embargo, ha aparecido durante el pasado año en una forma pervertida […] la redacción había sido cambiada.”[3]

¿Que antigüedad tiene el poema de Thompson/Porter?

La edad exacta de la Rede de Thompson/Porter Rede es indeterminada. En su publicación en The Green Egg en 1975, la misma Lady Gwen reconoció que “muchas tradiciones diferentes tienen diferentes Redes”[4] […] Con esto, podemos suponer que incluso en el momento de la publicación de The Green Egg ya había habido suficiente tiempo para que diversas versiones evolucionaran, lo cual podría indicar que hubiera algún tipo de presencia de la Rede anterior a 1975.

Adicionalmente, Thompson no reclama la autoría. En lugar de esto, Thompson solo indica que esta particular versión de la Rede fue ofrecida a los herederos de Porter, y que ésta era entrada en sus noventa cuando cruzó hacia la Tierra del Estío en el año 1946.”[5] Thompson misma cruzó en 1986, por eso resulta imposible hacer más preguntas, pero […] el génesis del poema podría desplazarse en el tiempo a un periodo anterior a 1946.

El lenguaje del poema no ofrece una clara corroboración. En primer lugar, el uso de la palabra “Wicca” podría indicar un origen más moderno, dado que este término no disfrutó de un amplio uso hasta finales de la década de los 60 con el objetivo de distinguir las tradiciones Gardneriana y Alejandrina de otras formas de brujería.[6] Al mismo tiempo, el importante uso en el poema del folklore y la leyenda podrían ser característicos de una composición elaborada antes de 1945, es decir antes de que los aspectos más ritualizados de la Wicca Gardneriana empezaran a jugar un papel importante.[7]La métrica inconsecuente y la naturaleza seccional del poema podrían también sugerir una composición a partir de una colección de poemas, o bien una elaborada a través del tiempo por múltiples autores.

A pesar de las cuestiones acerca de la edad, la versión de la Rede de Thompson/Porter sigue siendo trabajo significativo para el Paganismo moderno. Lo más llamativo es el hecho de que la Rede ha sido generalmente el fundamento de la versión abreviada. Esto es digno de atención debido a la brevedad del pareado y el sentido del significado ético derivado de él creó una tendencia hacia el cuidado de la sintaxis del lenguaje (el debate acerca de las diferencias “voluntad” (will), decaer (wilt) y querer (want), por ejemplo). La discusión existente acerca del significado de la Rede casi siempre emplea esta frase como punto inicial. Así el poema deviene importante, entre otras razones, en cuanto la exactitud de los términos a menudo presenta la escena para el largo diálogo ético.

Dónde está la versión de Thompson/Porter ahora?

El Libro de Sombras de Lady Gwen ( que contiene su copia original del poema-Rede) está actualmente en posesión de la fundación de ayuda Lady Gwen — The New England Covens of Traditionalist Witches (NECTW). [8] Hoy día, la NECTW comprende al menos tres tradiciones, incluyendo los Tuatha de Dannan, los Welsh Rite Traditionalist Gwyddoniad, y la propia NECTW. NECTW tiene su sede en Providence Rhode Island en los Estados unidos. [9]

La Rede:

~~~~~1. Sigue las Leyes Wicca en perfecto amor y perfecta confianza.

El mejor resumen de lo que significa el “perfecto amor y perfecta confianza” lo tenemos al inicio de la iniciación de primer grado del ritual Gardneriano. El primer elemento del rito sitúa al aspirante ante el Guardián del Umbral, marcando su pasaje a una nueva vida, entonces se plantea la dificultad y la responsabilidad que va a enfrentar. Las palabras de entrada son “perfecto amor y perfecta confianza”. Se trata de un ritual de iniciación duro, teniendo en cuenta el tipo de Wicca que hoy día observamos, en el que el aspirante queda a merced del grupo, varias veces se le cuestionará si quiere seguir. El perfecto amor y la perfecta confianza son, en realidad, una prueba de valor, de resistencia a las adversidades. El aspirante a iniciado está dispuesto a pasar la prueba porque su confianza en que ese es su camino es absoluta; su elección está tomada, y no hay dudas respecto al grupo en el que va a entrar a formar parte.

– (…) En verdad te lo digo, más valdría que te lanzases sobre la hoja cortante y morir que intentar el pasaje con el miedo dentro de tu corazón.

– Yo tengo dos palabras de entrada. Perfecto amor y perfecta confianza.

– Todos los que de ellos son dotados son doblemente acogidos.[1]

A nivel menos extremo el perfecto amor y la perfecta confianza son nuestro compromiso con la Wicca, sin dudas, ni temores, ni recelos. Saber en qué nos implicamos, y aceptarlo de buen grado.

~~~~~2. Vive y deja vivir; justamente da y justamente toma.

Ahí está el otro resumen “ético” de la Rede, aunque pase casi desapercibido. Dejar que los demás sigan sus propios caminos y ocuparnos en primer lugar del propio, que es el único del que somos responsables. Dar y tomar justamente, nos lleva a la idea de intercambio, como hemos comentado en alguna ocasión, no hay nada de malo en dar, mientras no nos dejemos vampirear psíquica o energéticamente, como no hay nada de malo en pedir o tomar, mientras no seamos nosotros los vampiros. También implica un cierto sentido del equilibrio; si tomamos algo de la Vida, le retornaremos algo de igual valor.

~~~~~3. Traza tres veces el Círculo, para mantener todos los malos espíritus fuera.

Entramos en el terreno de los hábitos. En varias tradiciones el círculo ritual se traza, para mayor seguridad, tres veces, usualmente una con el athame o la vara, otra asperjando sal y agua y otra más con el carbón encendido y el incienso humante. Creo que se puede tomar como un consejo práctico, más que como una “lección vital”.

~~~~~4. Para atar el hechizo cada vez, deja que el hechizo se pronuncie en rima.

Otro consejo práctico, es usual en la Wicca el trabajo con el sonido. Los cantos sirven para aunar y trabajar las energías grupales, hecho que les confiere mayor efectividad. Por sí misma la cadencia y la rima en una salmodia ayuda a modular la energía, a focalizarla, y a crear el estado de conciencia adecuado para el ritual. Como señala Shea Thomas, el trabajo de elaborar la rima formaría parte de la preparación del practicante en el ritual. Así mismo debemos suponer su valor como herramienta de aprendizaje, en una época en una cultura y un tiempo en el que no podías andar consultando libros, ni apuntes.

~~~~~5. Se suave en la mirada, y ligero en el tacto; escucha mucho y habla poco.

Gran consejo, dentro y fuera de la Wicca. Aquí se nos está hablando de una actitud social, acorde con lo que los practicantes Wicca vivieron durante mucho tiempo. Ser “suave en la mirada y ligero a la hora de tocar” es algo que puede interpretarse como intentar ser prudente y discreto, no llamar la atención (especialmente de los enemigos). Lo de escuchar mucho y hablar poco va por el mismo camino, pero nos introduce también en el saber del silencio como fuente de aprendizaje, algo común en múltiples escuelas de conocimiento. A un nivel más cercano a la superficie, no andar interrumpiendo en las conversaciones, pensar antes de hablar, e intervenir cuando sea nuestro momento. A un nivel más profundo, saber escuchar atentamente para aprender de los que nos rodea (escuchar a las personas, a la naturaleza). En ocasiones, acallar un poco a nuestro yo-consciente (ese al que Starhawk llama “Yo-Cabeza-Parlante”[2]) para poder hacer fluir más limpiamente la comunicación entre los tres “yoes”; el inferior o instintivo, el medio o consciente y el superior o divino.

~~~~~6. Ve en Deosil al crecer la Luna; cantando y danzando la Rune Wicca.

Este verso inicia los dedicados a fases lunares. En la Rede encontramos condensadas varias correspondencias típicas para el practicante Wicca, según la tradición que tratemos. Empieza hablando de la Luna Creciente, asociada al giro en el sentido de las agujas del reloj (Deosil). En el ritual se imitará este movimiento, cantando y danzando. La Rune, otra composición “tradicional” Wicca se emplea en la obertura de los rituales, al menos en la tradición Gardneriana. Aunque podría tratarse de un término genérico que pudiera aplicarse a un tipo de cánticos (al igual que Rede es un término genérico de principios puestos en verso). Luego, en hechizos y demás prácticas mágicas se imitará este giro para hacer “crecer” o “aumentar” aquello que deseemos.

~~~~~7. Ve en Widdershins cuando la Luna mengue, y el Licántropo aúlle junto al aterrorizado acónito.

Fase menguante, giro contrario al de las agujas del reloj (Widdershins). Este verso no se encuentra presente en muchas versiones de la Rede, tengo que reconocer que me hizo especial ilusión la mención a los licántropos. En muchas tradiciones Wicca se exalta la dicotomía entre lo claro y lo oscuro, lo bondadoso y lo temible que conforma la existencia. El licántropo puede considerarse algo “terrible”, pero es una forma de poder oscuro (que no es lo mismo que maligno), un símbolo que nos remite a la tradición de la Anciana Armada, Corte de entes oscuros, de brujas, que vaga por los cielos liderada en ocasiones por Hell, por Hécate o por la misma Diana, en ocasiones por Odín, o por algún “héroe” o más bien “antihéroe” local; una constante en los mitos europeos de la que se habla especialmente en Samhain.

El licántropo es también el último vestigio de la tradición chamánica europea, relacionado al tiempo con los Berserks germánicos, las doncellas cisne o los héroes oso que también aparecen en el folklore europeo. El hombre lobo no siempre se ha relacionado con la luna llena, de hecho, era más lógico que su fuerza creciera al menguar la luna. El acónito, en inglés “Wolfsbane”, es una planta muy venenosa, tradicionalmente relacionada con el hombre-lobo. En la primera película acerca del Hombre Lobo, de Universal Estudios (una joya para los amantes del género), se repite un dicho “tradicional”: “Incluso el hombre que es puro en su corazón, y reza sus plegarias nocturnas, puede convertirse en lobo cuando florece el acónito y brilla la luna de otoño”. A veces se habla del mismo acónito como arma para combatir el licántropo. Creo que en este sentido, el verso de la Rede quiere decir que cuando la luna mengua, es el momento para las viejas fuerzas oscuras, y no hay acónito que sirva.

~~~~~8. Cuando la Luna de la Señora sea nueva, besa su mano dos veces.

La Luna Nueva, es también un tiempo consagrado a las fuerzas oscuras, poderosas. Besar la mano es un modo de sellar un pacto, y aunque hoy lo veamos como un símbolo meramente formal, en época medieval era la constatación de la subordinación y encomienda a un Señor. Supongo que hoy día, hay un trato más “cercano” hacia las Divinidades. Pero si la Rede contiene vestigios remotos, este podría muy bien ser uno de ellos. En el momento más solemne del ciclo Lunar, cuando entramos en la cuarta fase, que algunos consideramos el cuarto aspecto, eternamente eludido, de la Diosa, es el momento de ratificar nuestro compromiso y mostrar nuestro respeto a su aspecto más grande, temible e innombrado.

~~~~~9. Cuando la Luna llegue a su plenitud, busca aquello que tu corazón desea.

Tan sencillo como que aún la mayoría de practicantes Wicca celebran sus reuniones lunares (Esbats) en plenilunio. La luna llena parece ser un tiempo efectivo para la práctica mágica, o para concluir una práctica iniciada en Luna Creciente. También es un buen momento para conectarse con la Diosa, en el aspecto clásico de Deidad lunar. (Hay quien se siente mejor la ausencia de luna y todo lo que con él se relaciona, esto ya depende de la persona, aunque los aspectos oscuros son tal vez más difíciles de tratar).

~~~~~10. Haz caso del poderoso vendaval del Viento del Norte; cierra la puerta y recoge las velas.

El verso inicia la sección correspondencias de los momentos del Ciclo anual y sus atribuciones cardinales. No está de más señalar que el clima varía según la región, y cuando aquí celebramos nos encontramos en Beltane como en pleno verano, más al norte tienen que esperar a Litha para que les empiece el calor de verdad. Notemos también que se pueden decidir las correspondencias elementales, que estarán presentes en los cuatro cuartos del círculo ritual.

Norte-Invierno- elemento Tierra- Media Noche del Ciclo. Tocará quedarse en casa, no salir a la mar… o nos arriesgamos a no volver. Invita al recogimiento, a vivir este momento “de puertas para adentro”, tanto en nuestros hogares como en nuestros propios cuerpos y mentes. Es un momento de sagrado reposo, de descanso necesario. Hoy día, esto a penas se percibe, puesto desgraciadamente no vivimos en la mayoría de nuestros trabajos (incluso en algunos de aquellos que tienen algo que ver con la naturaleza) o estudios siguiendo el ciclo natural, pero aún así… algo queda.

~~~~~11. Cuando el viento venga del Sur, el amor te besará en la boca.

Sur-Verano- elemento Fuego, con lo que conlleva, Mediodía del Ciclo. Sólo hay que ver los anuncios comerciales para la época, la piel al descubierto, los bailes, paseos nocturnos, hormonas, y esas cosas. Hace siglos que es así, o ¿qué creíamos que se dedicaban a hacer nuestros ancestros en las fiestas de los pueblos que, ocasionalmente, coinciden con este clima tan propicio?

~~~~~12. Cuando el viento sople del Este; espera lo nuevo y prepara el banquete.

Este-Primavera elemento Aire, Amanecer del Ciclo. El verso nos habla de los nuevos principios, de proyectos que iniciamos tras la quietud aletargada del invierno, regresando a la actividad.

~~~~~13. Cuando el viento del Oeste sople, los espíritus que salieron no tendrán reposo.

Oeste-Otoño- elemento Agua, Atardecer del Ciclo. El verso nos remite claramente a la festividad de Samhain. Como en el momento de Luna Menguante, antes de que llegue la calma del invierno, la noche, la luna nueva, este atardecer del año es agitado para los poderes oscuros. Obsérvese la alternancia de opuestos claro-oscuro, calma-agitación, etc… tanto en las relaciones de cuatro fases lunares como en las de las cuatro estaciones se alternan; presentándose en pares opuestos.

~~~~~14. Irán Nueve maderas en el Caldero; ardiendo rápido y ardiendo lento.

Los versos 14-17 se extienden en el tema de los rituales relacionados con el ciclo anual. Me atengo a la explicación de Shea Thomas, según la cual las “nueve maderas” harían referencia a un ritual de fuego, usuales entre los paganos, entre los que destaca Beltane. Según Shea Thomas el listado de las “nueve maderas” es variable, dependiendo de la zona geográfica y las costumbres del grupo. Así mismo señala Thomas que la teoría es respaldada por el verso inmediatamente siguiente; que nos indica que se puede quemar varios tipos de madera excepto la de Saúco. Los nueve tipos de madera más comúnmente referenciados, serian los siguientes: Abedul, Roble, Serbal, Sauce, Espino, Avellano, Manzano, Parra y Abeto.

~~~~~15. El Saúco es el árbol de la Señora; no lo quemes o serás maldecido.

Siguiendo con la explicación de Shea Thomas[3], el folklore Inglés advierte que es extremadamente desafortunado quemar Saúco. Esta madera estaría comúnmente asociada a la brujería, incluso como el primer entre los árboles en los que una bruja podía transformarse. En la tradición medieval, el Saúco se consideró la casa de las brujas y se aconsejaba a los viajeros que no durmieran bajo sus ramas. En la mitología Nordica, la Diosa Freya también hacía su casa de Saúco. Por estas razones, quemar una “madera bruja” como el Saúco (desde el punto de vista de la bruja) no sería muy diferente a una destrucción simbólica de ella misma.

Janet y Stewart Farrar, en la Biblia de las Brujas[4], citan este verso, al hablar del Saúco: “El saúco, un arbol de perdición y del aspecto oscuro de la Diosa, con flores blancas y frutos oscuros (“ El Saúco es el árbol de la Dama, no lo queméis u os condenareis”).

~~~~~16. Cuando la Rueda empieza a girar; deja arder los fuegos de Beltane.

El verso podría relacionarse con los dos anteriores, y el ritual de fuego de Beltane. No obstante sorprende el hecho de que la “Rueda” (el ciclo anual) empiece a girar en estas fechas. De hecho, no dejaría de girar nunca. Imagino que se refiere al momento en el que el movimiento natural se intensifica, y esto ya depende, nuevamente de la zona geográfica.

~~~~~17. Cuando la Rueda ha girado hasta Yule, enciende el Tronco y deja que gobierne Pan.

Similar al anterior, si la Rueda se ralentiza paulatinamente hasta Yule, resulta curioso que se “abra” el ciclo en una Festividad Mayor y se “cierre” en una Menor, aún más pensando que nos quedan en tierra de nadie, según el esquema, Imbolc y Eostre. Opto por pensar que se refiere a unas festividades celebradas con ritos de fuego a las que el grupo que dio vida a esta Rede aportaría mayor relevancia.

Tal vez está de más decir, que una de las costumbres asociadas a Yule es dejar arder toda la noche un gran tronco, ornando con símbolos asociados al Dios. Tal vez resulte curioso que se mencione aquí al Dios, Astado pero griego, Pan… una mezcla mitológica propia de los Gardnerianos. Sin embargo, parece algo común en los paganos de la “Vieja Guardia”, llamar a la Vieja Religión, también La Religión de Diana y Pan; Sybil Leek[5], también inglesa de origen y crítica acérrima de Gardner, emplea por igual esta denominación.

~~~~~18. Presta atención a la flor, el arbusto y el árbol; están bendecidos por la Señora.

Volvemos a los consejos vitales. Prestar atención, ser receptivo, a aquello que encontremos en el camino, para aprender, para escuchar, incluso aquello que no se ve o no se oye con los sentidos comunes. En este caso a la naturaleza, más concretamente al reino vegetal. Hemos comprobado que se da gran importancia a los esto en los anteriores versos, la relación entre la bruja y los aliados vegetales sería, según la Rede, intensa, y tal vez en este caso ocuparía un lugar incluso superior al de los aliados animales (que en la Rede no se mencionan, salvo en el caso de la licantropía, en el 7º verso). Con esto quiero decir que se intuye un nivel de relación más allá de los posibles usos de estos vegetales, una comunicación con el “espíritu” genérico de varias especies.

~~~~~19. Allí dónde las ondas de las aguas van, tira una piedra y la verdad conocerás.

En los comentarios a este verso, Shea Thomas[6] indica que podría referirse a un método común de adivinación llamado hidromancia, documentado desde la antigüedad, consistente en observar las corrientes de agua, los lagos, y lo que sobre su superficie sucediera. Esta práctica habría desembocado en el “scrying” (búsqueda de la visión profética en la superficie de las aguas, por ejemplo en un pozo, o en el caldero) e incluso la lectura de los posos del café o las hojas de té.

Sin embargo, personalmente siempre le he dado un sentido más profundo a este verso. Seguramente les suenan las palabras “Querer, Saber, Osar, Callar”. Creo que estos principios iniciáticos del Hermetismo, están referidos también en la Rede (no tanto por copia, o derivación sino porque muchos caminos llevan a un mismo destino). Querer -versos 9 y 26-; Callar -verso 5-, Saber –al que se refieren la mayoría-, y este verso 19 sintetizaría, en lenguaje simbólico y sencillo, el Osar. Si quieres conocimiento, ten valor, y emprende la acción/es necesaria que te lleven al mismo, implícate, tírate de cabeza, ve a por ello.

Quiero agradecer el comentario de un amigo, Rafa Mejía, quien sabe mucho más de estas cosas que yo, acerca de que estas palabras, llamadas “las claves de la esfinge”, forman parte de algunos rituales iniciáticos de la Golden Dawn (Gardner salió de allí, no hay que olvidarlo). De todos modos, más que una derivación de la filosofía hermética en la Wicca moderna, lo veo como una coincidencia o similitud; muchos caminos llevan a un mismo destino. Mi interpretación al respecto es personal, pero creo que son cuatro principios básicos que cualquier iniciado debería tener presentes.

~~~~~20. Cuando tengas una necesidad, no hagas caso a la codicia ajena.

Hace mucho tiempo que entendí que este verso podía encerrar la clave más sensata para no pasar al “otro lado”. Cuando estamos realmente necesitados, es importante no dejar que otros se aprovechen de esta debilidad, es importante no venderse barato por una ayuda dudosa, en palabras de Crowley “No cambiar nuestro oro por peltre”[7].

En la vida común, como en la Magia, encontraremos una amplia variedad de personajes que querrán “ayudarnos”, a cambio de algo, ya sea a nivel material, emocional, o psíquico. Nuestra tarea, entonces, será tener el suficiente juicio para discernir si realmente su ofrecimiento es realmente una ayuda o una trampa, si vale la pena el precio que pagaremos por él.

Cuando tratamos el tema de la ética en la magia y el paganismo, vimos que cuando uno empieza a cambiar lo mejor de sí por algo de menor valor, sólo por salir del paso, empiezan los problemas; cayendo a menudo en una espiral descendente y autodestructiva. Por eso, ante la presión de una desgracia, una mala época o experiencia, hay que mantenerse firmes y seguros de nosotros mismos. No es malo pedir ayuda, lo malo es no pedirla en el lugar adecuado. Como veremos más adelante, lo más importante es confiar en nuestras posibilidades, poner todo el esfuerzo y voluntad por nuestra parte, y serenamente encontrar el camino de regreso.

~~~~~21. No pases una estación con el tonto o serás considerado su amigo.

A primer nivel, está claro, nuestra energía, nuestra persona, se verá afectada por aquello con lo que nos relacionemos. Si pasamos largo tiempo con una persona negativa, tarde o temprano esto repercutirá en nosotros. Del mismo modo, si nos relacionamos usualmente con personas de este tipo, no nos extrañe después que otros nos consideren, desde fuera, como uno de ellos.

No creo que la Rede tenga nada en contra de los tontos, cualquiera está en pleno derecho de serlo. Según creo el verso tiene más relación con la importancia de aquello a lo que nos enlazamos, en este caso referente a un tipo de persona, pero extensible a cualquier tipo de energía o incluso a nivel de “egregor”.

De Alfonso Orozco, que poco tiene que ver con la Wicca o el Paganismo; “uno es aquello con lo que se enlaza”, y “uno tiene que estar en el lugar que le corresponde”. Es muy importante saber dónde está nuestro lugar, quienes son nuestros hermanos, o amigos, o como se quiera decir, y encauzar nuestros esfuerzos para ir, (o permanecer), en este entorno. De otro modo nuestra voluntad interna a menudo se vería truncada, nuestros propósitos mal orientados y nuestras energías desperdiciadas.

~~~~~22. Feliz encuentro y feliz partida; colorean las mejillas y calientan el corazón.

Creo que es un verso que nos enseña del desapego, de aceptar que en nuestra vida, las cosas, las personas, vienen y se van, y ha de ser mejor acogerlas y despedirlas con buen ánimo. Es hermoso pensar que cuando algo bueno se va, deja un espacio para algo igual de bueno, o mejor, y que siempre habrá un lugar y un tiempo para el reencuentro. Es saludable ser conscientes de este ir y venir de las personas, las cosas y las situaciones, experiencias al fin y al cabo que nos ofrece la existencia, de modo que aprendamos a vivir el presente, siendo conscientes del valor de cada instante que pasamos al lado de aquellos a quienes queremos, o con nosotros mismos.

Se habla del “feliz encuentro, feliz partida y feliz reencuentro” a menudo para referirse a la posibilidad de reencarnarnos y encontrarnos con aquellos que queremos. No hace falta irse tan lejos. Muchas veces “morimos” y “volvemos a nacer” en una misma vida, puesto que en cada aliento, como tan acertadamente escribe Clarissa Pinkola Estés[8], experimentamos el ciclo de la Vida/Muerte/Nueva Vida.

~~~~~23. Debes recordar la Ley Triple; tres veces malo y tres veces bueno.

El verso no ofrece mayor problema, se refiere a las consecuencias de nuestros actos y pensamientos; a menudo se dice que aquello que hagamos por bien (y a la inversa), volverá a nosotros aumentado (3, 7 o hasta 9 veces). No hace falta interpretarlo de un modo literal, no es algo demasiado aconsejable realizar una buena acción y quedarse parado esperando a que llegue la recompensa. La recompensa es, sencillamente, la misma acción; cumplir con nuestro propósito; estar, aún más, permanecer, en el camino que escogimos.

Creo que tiene más relación con lo que decíamos más arriba de la importancia con aquello a lo que nos enlazamos. Debemos tener presente el hecho de que nuestros actos, nuestros pensamientos y emociones nos conforman a nosotros mismos y a nuestro entorno inmediato. Si queremos estar bien, debemos actuar en consecuencia, evitando en la medida de lo posible causarnos daños a nosotros mismos o a los demás. Este “ambiente” que creamos en nosotros repercutirá en nuestro entorno, y a la inversa… Tan sencillo como que pocas personas podrían sentirse realmente a gusto en una habitación sucia.

~~~~~24. Cuando la desgracia sea grande, lleva la estrella azul en tu frente.

Retomamos aquí el comentario al verso 20. La “estrella azul” hace referencia al pentagrama (la estrella de cinco puntas) o al pentáculo (pentagrama inscrito en el círculo); símbolos básicos para la Wicca, pero usados desde la Antigüedad por practicantes Mágicos de muy distintas procedencias. Por sí solo reúne muchos significados conocidos por el practicante Wicca, de modo que prácticamente se ha asimilado a estas tradiciones. Es comúnmente empleado como protector, sanador y potenciador psíquico; al igual que el color azul.

Todo esto vendría a decir que cuando las cosas van realmente mal, es el momento de mantener ese pentagrama azul “en la frente”, en el pensamiento, pero también, yendo un poco más lejos, en el sexto chakra. Sigo con atención la información que al respecto de este chakra nos ha dado Lapislázuli en Blue Moonlight[9]: está relacionado con los ojos, los oídos, la nariz y el sistema nervioso central entre otros; con todos los sentidos incluyendo la percepción extrasensorial. De sus correspondencias astrológicas destaco por abreviar: Pensamiento racional, holístico, conocimiento de las relaciones interiores, pensamiento de inspiración divina, intuición superior, conocimiento súbito y capacidad de imaginación, intuición.

Bien, está claro que, cuando tenemos un verdadero problema, antes de desesperar, compadecernos o aceptar una solución dudosa que en ese momento parezca la única viable, hay que mantenerse sereno, potenciar estos atributos y encontrar la solución que sea la adecuada realmente, sin precipitarnos, y sin dejar que la situación nos supere. Ver más allá de lo aparente, descender hasta las raíces del problema, comprenderlo, y así resolverlo adecuadamente. Implica recordar lo que somos, en este caso, lo que un practicante Wicca debe ser, aún el el peor momento; recordar los recursos internos que tenemos a mano, y confiar en la vida y en nosotros mismos.

~~~~~25. Se siempre fiel en el amor, a menos que tu amor sea falso contigo.

A un primer nivel, y hablando de una relación común, no tiene sentido que sigamos guardando un compromiso que ha sido roto por parte del otro; ya sea por una ruptura de las normas establecidas entre ambos con anterioridad, o por un desnivel en los afectos. No se trata tan sólo de la infidelidad que supone un adulterio, sino de algo que engloba niveles más sutiles.

Esto seria extensible a cualquier tipo de compromiso. Pensemos que es la fidelidad; algo así como una fe activa por la voluntad, que nos hace mantenernos constantes, pase lo que pase, en nuestro vínculo con una persona, o propósito, o creencia que para nosotros vale la pena. La fidelidad nos permite superar multitud de dificultades sin perder el ánimo, resistir lo indecible, aguantar hasta el último momento. Dado que la fidelidad es una fuerza terrible que da una dirección concreta a nuestras energías, hay que estar atento respecto a qué somos fieles. Por fidelidad bien entendida, uno puede convertirse en un héroe; pero una fidelidad mala entendida puede convertirnos en poco más que un suicida bienintencionado.

Por esto, la fidelidad sólo es legítima mientras nos aporte algo de igual valor que aquello que por ella damos. No importa que no sea cuantificable, nosotros, en el fondo, sabemos cuando nuestra pareja o nuestros amigos corresponden nuestro amor, y cuando nos están fallando, o se alejan, o llega un momento en que la relación no puede seguir igual. Del mismo modo sucede con aquellos compromisos internos, que ya no tienen el sentido que en su momento tuvieron.

La Lealtad, al menos para mí, es un valor fundamental, resistir por aquello que queremos en los peores momentos es una prueba de la calidad de la persona: pero también entiendo que la primera Lealtad es aquella que se tiene hacia el respeto por uno mismo. Tenemos tanto derecho a comprometernos como a romper el compromiso antes de que ocurra ninguna desgracia.

~~~~~26. Ocho palabras cumple la Rede; sin dañar a nadie, haz según tu voluntad.

El último verso, conocido por sí mismo como “la Rede”. Muchas personas contemplan este principio, sin ser practicantes Wicca ni haber oído jamás hablar de la Rede, para muchos es simplemente un acto de sensatez. No obstante, Shea Thomas[10] destaca una línea muy interesante de pensamiento rasteable que se iniciaria en François Rabelais (1494-1553), médico y escritor satírico francés que introdujo el “haz lo que quieras” como crítica de su tiempo. Seguiría con Pierre Louÿs (1870-1925), excelente poeta, tal vez el primer en relacionar el “haz lo que quieras” y el “sin dañar a nadie”, en Les Aventures du Roi Pausole. Pasaría también por Aleister Crowley (1875-1947), a buen seguro el ocultista más nombrado del siglo XX, con la Ley de Thelema :

“La Ley esté hecha de tu voluntad.

La Ley es Amor, el amor bajo la voluntad.

No hay más Ley: Haz tu voluntad”.[11]

Crowley pudo dar un sentido ocultista al lema que para Rabelais había sido una arma en la sátira social. Y llegaría a Gérald Gardner (1884-1964), una de las principales influencias en la Wicca moderna, que conoció a su vez la obra de Crowley, y citándola en numerosas ocasiones, al menos según Shea Thomas. También citaba a Pierre Louÿs en The Meaning of Witchcraft , 1959: “[las brujas] están inclinadas a la moralidad del legendario Buen Rey Pausol “Haz lo que quieras sin dañar a nadie”. Pero ellas creen que cierta ley es importante “No debes usar la magia para nada que vaya a causar daño a alguien, y si, para prevenir un mal mayor debes incomodar a alguien, debes hacer sólo de manera que detenga el daño.”

Decíamos en un principio que esta versión de la Rede se suponía no Gardneriana, y puede que efectivamente no lo sea. Sin embargo, en lo referente a la interpretación de la llamada “Rede Wicca”, considero que la opinión al respecto del padre de la Wicca moderna, ha de tener un peso considerable. Más cuando muchas practicantes de inspiración Gardneriana, o similares, no han dudado en adoptar la Rede de un modo demasiado literal (y esto debe causarles más de una dificultad).

En lo personal creo que el objetivo del practicante de magia – en este caso dentro del paganismo- es hacer su Voluntad; no lo que desee, o quiera, o le venga en gana… sino actuar en consecuencia a su Voluntad Interna, y el primer paso para ello es conocerla, conocerse a sí mismo, un trabajo serio que, sin duda, ha de valer la pena. También es importante causar el menor daño posible; se trata de una cuestión de nobleza, pero también de limpieza psíquica y economía energética. Nunca podremos evitar hacer daño a alguien en alguna ocasión, quedarnos quietos en un momento en el que debamos actuar por defender aquello que debe ser defendido nos convertiría en cómplices del culpable, y culpables al mismo tiempo. Pero es nuestra responsabilidad mantener la cabeza fría y apuntar certeramente para detener el ataque, para que ni la torpeza, ni la falta de discernimiento nos conviertan en un agente más de aquello que intentamos detener.

Fuente: http://nasdat.com/ y autor del post ArjunaV

Vaelia Bjalfi, Litha 2004.

——————————————————————————–

NOTAS:

[1] Liber Umbrarum Gardnerien. Cercle de l’Etoile Argentée (www.multimania.com/sorcellerie/CEA.html)

[2] Preámbulo a la Magia, Amber K, Ed. Llewellyn Espeñol, Minnesota, 1999

[3] “The Nine Woods”/ “Burning Elder”, Wiccan Rede Project, Shea Thomas. La bibliografía empleada por Thomas en este parágrafo en concreto es;

E. and M.A. Radford. “The Encyclopedia of Superstitions”. pp 151-154.Barnes & Noble Books.1996 y “Sacred Woods and the Lore of Trees”www.tarahill.com/treelore/trees.html. 2001.

[4] La Biblia de las Brujas, Janet & Stewart Farrar, Equipo Difusor del Libro, Madrid, 2003, p.151

[5] Arte Completo de la Brujería, Sybil Leek, Ed. Picazo, Barcelona,1990

[6] “Cast a Stone…” Wiccan Rede Project, Shea Thomas.

[7] La Hija de la Luna, Aleister Crowley, ED. Humanitas, Barcelona,2000.

[8] Mujeres que corren con los lobos, Clarissa Pinkola Estés, Ed. B Suma de Letras, Madrid, 2001.

[9] http://groups.msn.com/BlueMoonlight/chakras.msnw

[10] “Origins Of The Rede-Concept”, Wiccan Rede Project, Shea Thomas.

[11] Libro de la Ley, Aleister Crowley, Ed. Humanitas, Barcelona,1999

Tras el Velo de la Diosa

Tras el Velo de la Diosa, es una obra llevada a cabo por Lady Ayra Alseret y el Rvd. Tiné Estrella de la Tarde, cuyo objetivo principal, es guiar al lector a través de las diferentes facetas de la Diosa en la Wicca. Un viaje interno y personal, en el que cada individuo se acercará a las diferentes facetas de este gran diamante, desde diferentes ópticas y perspectivas. Partiendo de algunos datos de tipo histórico y antropológico, se han seleccionados diferentes Diosas de distintos panteones de diversas religiones y culturas, teniendo como hilo conductor, las tres caras de la Diosa, es decir, la Doncella, la Madre y la Anciana.

Así mismo, se han facilitado una serie de tablas de correspondencias y rituales, para trabajar de forma más íntima y personal con estas potencias a lo largo de nuestro camino personal y dependiendo del momento concreto de nuestra vida. Este es un libro cuyo fin último es el trabajo personal en nuestro camino, un trabajo que muchas veces es complicado, pues estamos bombardeados de demasiada información, sin saber qué hacer con ella. Por ello, así mismo, su utilidad es totalmente práctica, y no teórica. No pretende ser una obra de carácter enciclopédico, ni tampoco la mejor forma o método de trabajo.

Es una obra más, que será un granito de arena más, en este incipiente mundo del paganismo.

La descarga es totalmente GRATUITA!!!

http://www.templodehecate.es/descargas.php

Aniversario, por Tiné Estrella de la Tarde

Como toda historia, la mía, tiene un principio. Pero en este caso, no creo que tenga lugar el final.
Hace muchos, muchos años, cuando yo era otra persona, me topé con el “Santuario de Hécate” en Sevilla. Mi vida estaba literalmente en crisis. Todos los aspectos de mi vida estaban muriendo y no veía lugar al renacimiento. Por aquel entonces, no era consciente de todas las energías de cambio y de transformación que subyacían detrás de cada acontecimiento que se sucedía una y otra vez. No quiero tampoco que el discurso se torne demasiado personal, pero la verdad es que, se podría calificar la situación como verdaderamente dramática.
En ese momento de oscuridad, tristeza, pena y sobrecogimiento, me encontré con Ella. Me topé con una sacerdotisa suya, que me abrió las puertas del Santuario en un momento en el que mi vida parecía destruirse, como la carta de la Torre. Su Santuario y su sacerdotisa y guardiana, me acogieron con los brazos abiertos, y desde el primer momento me sentí formando parte de una familia que poco a poco iba creciendo. La distancia física entre el Santuario y mi mentora, no medraron mis ganas, mi ilusión y toda esta magia inexplicable que estaba funcionando detrás. Se podría decir, que encontrarme con Ella, y con su Santuario tuvo un efecto de bálsamo fortalecedor en mi vida.
Iniciar mis estudios de Primer Grado no solo me formaban como sacerdote de la Tradición Correlliana, sino que me estaban formando como persona. Las lecciones son importantes, pero solo son la base de la que se parte. He aprendido mucho de ellas, pero sobre todo he aprendido de mi maestra y de mis compañeros, que poco a poco se iban sumando a esta gran familia. Pero sobre todo, he aprendido de Ella. De la Diosa Hécate. Me encontré con ella cuando mi vida parecía desaparecer. Mis estructuras caían y ardían, pero justo cuando parecía que todo iba a terminarse, Ella hizo entrada en la escena. Como una madre fuerte y protectora.
Poco a poco, junto a mi mentora, mis compañeros y la Diosa Hécate, fui reconstruyendo mi vida. Surgieron nuevas estructuras, nuevas ideas, pero sobre todo, surgió un nuevo yo, que era deudor de la Diosa, de mi mentora y de este Santuario. Porque sinceramente, no sé qué hubiera pasado sin la entrada de Hécate en mi vida. Ella, la “Perra negra”, la “Señora de los muertos y del Tártaro”. La que porta la llama y es garante del fuego. Ella, la que doblega cuellos erguidos, la feroz y temerosa Hécate, apareció en mi vida en el momento justo. Me sentí verdaderamente acogido por ella, por su sacerdotisa y posteriormente por esta gran familia.
Uno puede elegir caminar solo con los dioses, aprendiendo de los animales, de la naturaleza y siguiendo otros medios. Pero compartir tu camino y tus vivencias con más personas, es muy enriquecedor. Mi paso por este Santuario, que a día de hoy es Templo, ha sido largo, llevándome muy buenos recuerdos y momentos. Y repito, no soy de Sevilla, y tenemos kilómetros que nos separan, pero eso no ha impedido estrechar lazos con esta familia diferente.
Por otra parte, como es normal, uno termina conectando más con unos compañeros que con otros, pero seguimos siendo todos un mismo grupo, acogido bajo una misma maestra, compartiendo un gusto y una devoción especial por Hécate. Somos individuos con libertad e individualidad. Muchos de nosotros hemos tenido la oportunidad de formar nuestros propios Santuarios, pero como Templo, seguimos siendo una sólida y fuerte entidad. En este sentido, siempre me sentiré deudor de mi Templo Madre, y así lo llamo con frecuencia. Templo en el que sigo cursando mis estudios, ahora en Segundo Grado.
Así mismo, muchas cosas han cambiado desde mi ingreso en este Santuario. Ya no solo yo como individuo, sino mi concepción de la Diosa. Entré con la idea preconcebida de que Hécate era una divinidad esencialmente anciana. Con el tiempo, trabajo, estudio y experiencia personal, si me he dado cuenta de algo, es que es Doncella fuerte y férrea por excelencia. Igualmente. Madre tenebrosa y celestial. Mi imagen de Hécate como diosa Anciana, desapareció hace un tiempo y empecé a comprender muchas cosas. Aunque esto, no deja de ser algo más personal.
Esto son solo palabras que muy difícilmente, pueden expresar verdaderamente, mi paso por este Templo, pero en su aniversario, quería dedicarle aunque sea, unas líneas.

Hail Hécate, poderosa diosa de los infiernos, Madre Oscura.

Sable Rouge, el dolor de una Tradición

Muchos ya lo sabéis porque habéis leído sobre este tema en las redes sociales, hace dos días, fallecía, por lo que parecían causas de fe, un miembro de la Tradición Correlliana en el Norte de África.

Decir que conocía a Sable Rouge, es decir mucho… Portador de la Luz de Hécate, y devoto de la Diosa, hace sólo dos semanas, se ponía en contacto conmigo disculpándose por su español, para hacerme saber que la Luz de Hécate había llegado hasta él y que se sentía muy feliz por ello. Estaba ilusionado y contento por poder participar de esta manera en una devoción a la Diosa, que tanto significaba para él.

No puedo sentir más que dolor y rabia, no puedo decir que deseo para sus asesinos un cambio de consciencia, o que aprendan algo de esto. No. Yo sólo puedo sentir que necesita justicia. Que la Diosa reparta Su justicia, sin miramientos, pues Su devoto ha transcendido de este mundo de la manera más injusta que existe: a manos de otros, por una idea.

A veces, hablamos de salir de los armarios de escobas, con una facilidad pasmosa, olvidando que nuestras creencias son causa de herejía para muchas religiones, y para muchos extremistas. Olvidamos, que la vida es frágil y que puede ser arrebatada de cualquier modo, en cualquier parte del mundo. No somos conscientes, de la cantidad de personas, que no pueden alzar la voz por su fe, y que viven de manera discreta sus ideas, porque temen por ellos y por sus familias…

Asistí, impotente, a los mensajes que me llegaban al teléfono móvil, y a la voz quebrada de su mentora y amiga la Rv. Purple Tide, que cruzaba el país para dirigirse en barco a Ceuta. Rota de dolor, pidiendo perdón de manera constante, por cargarme la responsabilidad de hacer saber al Canciller de la Tradición y a nuestros hermanos alrededor del mundo lo que acababa de pasar.

Me peleé con mi inglés mediocre, y la poca información que tenía y llegaba a cuenta gotas, para hacerme eco de su dolor y de la pérdida.

La Tradición Correlliana, se llevó las manos a la cabeza, al corazón, a la garganta. Dolió. Dolidos, todos empezamos a encender velas y alzar oraciones por su alma y por el futuro de su familia, nuestra primera prioridad. En el mundo, las velas se prendían en altares y las redes sociales se iban llenando de mensajes de dolor y rabia.

Muchas personas, ajenas a esta Tradición, pero hermanos, porque portaban también la Luz de Hécate, porque hacían guardias como él, o sencillamente porque compartían su dolor, se acercaban para transmitirnos su apoyo en estos momentos, y yo, se los iba transmitiendo a Purple, como podía.

Me siento arropada por la gente que sin conocerme de nada, ha dejado miles de mensajes en mi inbox, donde han llegado a dejar mensajes como “no nos conocemos, Ayra, pero si necesitáis algo, yo soy psicóloga y este es mi teléfono personal”

El teléfono no paraba de sonar. El Rv. Eblis en un lado del mundo y yo en otro, hacíamos de puente para el resto del mundo sobre esta noticia horrible que nos ha convulsionado a todos y nos ha revuelto.

Dolor.

Pérdida.

Y sobre todo, la sensación de que nunca una persona recibió tanta luz en su partida.

Hasta siempre, Sable Rouge. Hasta siempre, hermano. Que la Diosa te acoja y te lleve de la mano a un lugar más libre.

PASEO DE BRUJA : L A GENEROSIDAD EN EL CAMINO, Rvdo. Tiné Estrella de la Tarde

PASEO DE BRUJA : L A GENEROSIDAD EN EL CAMINO .
La primera vez que me topé con éste término fue en el libro de Starhawk e Hilary Valentine “El  aprendizaje de una maga”. Libro, que recomiendo a todo el mundo. Sobre todo, si tiene aspiraciones de querer formar un grupo de estudio, de trabajo o de amigos, en el que caminar juntos este sendero espiritual.

En este camino que hemos decidido iniciar, por nuestra propia voluntad, nadie nos da un mapa de las tierras y lugares que debemos descubrir. Podemos encontrar libros, podemos
tener grandes guías, personas que nos ayuden muchísimo, pero ninguno de ellos nos dirán como hallar nuestro poder personal. Eso, es algo que queda de nuestra parte. Solo nosotros podemos hacerlo ¿Cómo? Caminando. Atreviéndonos a vagar,a pasear. A dejar nuestra zona de confort, de seguridad. Adentrándonos en el bosque.

Puede que no sepamos realmente cual es nuestro destino, pero el valor para iniciar ese
viaje, es sobrenatural y brutalmente especial. Solo así se cuentan grandes historias. Solo así
se crece y se evoluciona, “atravesando el bosque”. Vagar por la espesura y perdernos en ella
es parte de un camino iniciático, que es en realidad, en lo que estamos. Vagar de un lado a
otro, no es malo, no debemos considerarlo como algo negativo. Es ese bagaje lo que nos da
la experiencia. Lo que nos hace saber qué queremos, cómo lo queremos. Lo que nos acerca
mucho más a nosotros mismos. En ese proceso, siempre hay elementos que pueden
ayudarnos. Generalmente en numerosos cuentos medievales, suele presentarse esa ayuda o
esa prueba, a través de una vieja anciana, o una bella doncella. Son ejemplos donde el
individuo, es puesto a prueba en todos los sentidos. Momentos que también le construyen
así mismo y le hacen crecer. Cuando esta ayuda aparezca, de la forma que sea, debemos
responder con generosidad en todos los sentidos. Moraleja o enseñanzas de aquellos viejos
cuentos, donde el apuesto caballero, desprecia a la anciana, sin prestarla ayuda, atención o agradecimiento. La generosidad y la idea de “dar a cambio” debe de estar presente en este camino. Debemos de agradecer todo lo que recibirnos y dar algo a cambio. Es una especie de
reciprocidad, pero quizás, no lo entendería tanto en el sentido de “Do ut des” (te doy para que me des). Sino más en términos “Do quia dedisti” (Puesto que me has dado, te doy) El dar, el devolver, es lo que en los cuentos se ha entendido como la prueba de que la doncella o el héroe, son verdaderos merecedores de la ayuda que piden o necesitan. No debemos de entenderlo como una relación interesada, sino una actuación pura, verdadera y que salga
desde nuestro verdadero interior. Por eso, creo que no debe de entenderse en términos de
contrato, como he visto y leído en algún sitio.ATRÉVETE A VAGAR .

Salir a la espesura es un atrevimiento que nos da muy gratos resultados. La Madre Naturaleza,
tiene miles de mensajes, secretos y enseñanzas para nosotros. Solo tenemos que estar dispuestos a escuchar, ver y dejarnos llevar. Esta especie de atención abierta al mundo en el que vivimos, desata las cadenas que a él nos atan.

Permitiéndonos ver los tesoros y mensajes que la diosa, el dios, los dioses, y el todo, tienen para nosotros. El mayor libro sagrado que podemos encontrar es la misma naturaleza. Ella es sabia y la humanidad se percató desde la más antigua edad del hombre de ello. Observar nuestro medio, sea más o menos natural, nos trae lecciones, consejos y enseñanzas realmente sorprendentes, que siempre han estado ahí, formando parte de un corpus del saber milenario.

Debes de tener en cuenta, que cuando realicemos el paseo de bruja, sobre todo se trata
de observar todo aquello de lo que nunca te has percatado y que siempre ha estado ahí.
Intenta planificarlo cuando tampoco tengas menos agobios, porque sobre todo al principio,
te costará concentrarte. Prueba a dejar el reloj en casa: si me has leído bien. De esta manera,
podrás guiarte observando la luz solar y la posición del sol en el horizonte. Te aseguro que
si lo practicas con asiduidad, terminarás dándote cuenta que en realidad, el reloj no hace
tana falta como creemos. Es un gran atrevimiento fiarte de sus propias observaciones, pero
se trata justo de eso. De observar lo que siempre ha estado ahí.

Despeja y libera tensiones de la forma que lo haces comúnmente. Quizás, también
desees tomar algo de energía antes de iniciar el paseo. Sobre todo siéntete a gusto, tranquilo
y con ganas. Si ves que tienes demasiadas cosas en mente, y no logras despejarte, no pasa
nada. Pero te aseguro, que quizás en esas situaciones, desde mi experiencia, es cuando
mejor te encuentras y abres tu percepción.Starhawk junto con Hilary Valentine, hacen especial mención a una práctica meditativa denominada “la atención abierta al exterior/recogida en el interior”. ¿De qué se trata? Es más sencillo de lo que parece. Es una práctica de feedback, mediante la cual, abrimos la atención a nuestro entorno, para recoger la información de nuevo hacia nuestro interior.

Esta práctica, llegó a la tradición Reclaiming por medio de Cybele, quien empezó a usar
esta práctica por medio de la enseñanza de su maestra de aikido Wendy Palmer. En
realidad, es muy usada para hacer un cambio de conciencia por voluntad propia
Ahora, después de haber despejado, liberado, de haber tomado energía. Céntrate y
visualiza una bola brillante, de color blancoazulada, en el centro de tu cabeza. Esa esfera
luminosa, es la representación de tu atención. Así mismo, a continuación, toma aire, y al
expirar, deja que la bola caiga hacia tu centro, hacia ese centro de sabiduría que tenemos
todos. Cuanto, te vayas dando cuenta, a lo largo del paseo, de que tu atención está de
nuevo en tu cabeza, repite la operación para volver a llevarla a tu centro de saber. Todo
ello, con una inspiración larga y una expiración rápida.

Todo esto, deberías de hacerlo unas cuantas veces antes de salir. Ahora, hazlo de nuevo
y deja que tus pies te lleven donde quieran. Tu olfato, tu intuición. ¡Deja que ellos te guíen!
Tienes que abrir todos los sentidos. Observa lo que tienes alrededor, qué hay, cómo se
manifiesta, la luz, el viento. Los animales, las personas, los coches. Las plantas, el suelo, el
asfalto. Si pierdes la atención y tus pensamientos y preocupaciones vuelven, no pasa nada.
Relájate y desplaza de nuevo la atención a tu centro.

Ahora bien, en principio, esta práctica es una forma de desconectar del mundo en el que
vivimos y echar un ojo a la naturaleza, a nuestra Gran Madre. De observar con la atención
abierta todo lo que nos rodea. Algo que generalmente no hacemos al estar inmersos en una
rutina caótica con deberes y normas. Pero también podemos realizar el Paseo de Bruja,
cuando necesitemos, ayuda, una respuesta, una señal. Una cuestión que nos preocupe.
Simplemente, antes de iniciar el viaje, relájate y plantéaselo a la Gran Madre. Ella
responderá a tu pregunta, ten paciencia y capacidad de esperar. También, muchas personas,
pactan unas formas por las cuales, el augurio o la respuesta, quedan determinados en unos
parámetros específicos. Eso es algo que en primer grado estudiaremos juntos, pero nos
podemos adelantar a ello. Si por ejemplo tuviésemos una pregunta que se respondiese deforma negativa o positiva, podemos pactar las posibles respuestas. También podemos dejar
las respuestas abiertas y abrir nuestra percepción y atención al 100%.
La naturaleza, la Diosa, tiene las respuestas para nosotros, si sabemos esperar y
observar. La paciencia es clave. Quizás tengas que preguntar varios días la misma pregunta
mientras haces el paseo, manteniendo la atención abierta. Observa los mensajes, las señales.
No te obsesiones en buscar de forma consciente una respuesta, porque vendrá, te lo
aseguro. Pero la clave es la paciencia, y sobre todo, la observación del medio.
Si has recibido la respuesta, solo tienes que dar las gracias a la Gran Madre por la ayuda.
Hacer una pequeña ofrenda de luz o comida, en forma de agradecimiento.
Esto es, por tanto, “El paseo de Bruja”. Hay variaciones, cambios, diferentes
planteamientos… Pero la esencia es la misma. Abrirnos hacia el mundo que siempre ha
estado ahí, y estar receptivos a los mensajes, las señales o las formas que nos pueden
aparecer durante el mismo.

Sobre la invocación a Hermes, por Dani Herma

Como parte de su trabajo de Primer Grado, Dani nos presenta un pequeño artículo sobre las invocaciones tradicionales a  Hermes.

¿Qué es una invocación?

Es un acto de Voluntad mediante el cual se atrae la atención de alguna entidad. Está presente   en todas las creencias religiosas, ya que en todas se pide la ayuda de otros seres que asisten a quien hace ciertos trabajos, rezos o meditaciones. Desde la invocación a Hécate de la Gran Guardia, hasta los rezos propiciatorios de los católicos, pasando por las peticiones budistas para el transito del alma, son invocaciones.

¿Qué necesita?

Para empezar, el conocimiento sobre lo que se invoca y, por lo tanto, cierta familiaridad con   ello. Mientras mayor sea la cantidad de información y mejor integrada la tengamos, podremos tener una noción más clara de que es lo que queremos invocar. Saber como, cuando y porqué se hacían las cosas en la cultura de la que proviene la entidad a invocar es fundamental. Esto nos permite crear una invocación que se adapte a dicha cultura, poniéndonos en mejor sintonía. Como en todo trabajo energético, ajustarse a la vibración propia es un aspecto enormemente importante.

Para terminar una Voluntad entrenada. Todo acto mágico y vital requiere de conciencia plena  sobre la decisión que se toma para que esta sea llevada a la realidad correctamente. La diferencia en el acto mágico es que esta conciencia es más elevada e integra la capacidad de decisión, es decir, la Voluntad. En este estado se tiene la capacidad para realizar la invocación y los trabajos mágicos que deseemos.

Sobre las invocaciones tradicionales a Hermes

El culto a Hermes seguía las pautas de la religión helénica, con actos sociales regidos por  sacerdotes, concretándose en celebraciones como las Hermeas, y en la devoción privada organizada por el pater familiae en la casa. Se le consideraba con dominio sobre la astucia, los límites, la creatividad, la fertilidad, la magia, la medicina, los sacrificios, la adivinación mediante piedras, la diplomacia, la prosperidad, la artesanía, comunicación con las divinidades, caminos y encrucijadas.

Como es razonable entender, se acercaban a su culto aquellas personas interesadas en ser  “bendecidas” en esos ámbitos. Esto podía acercar a personas muy diferentes a su culto; desde  buhoneros hasta un zapatero o un ladrón.

Hay cinco aspectos que convendría destacar de cara a una invocación realizada a una entidad  del mundo heleno. En primer lugar, la higiene. Todos los actos espirituales, especialmente si conllevan el contacto con cierto tipo de entidades, conllevan un ritual previo de purificación.

Lavarse las manos y la cara (al menos) forma parte del ritual habitual. Segundo, arrodillarse o postrarse en señal de humillación era visto como algo “cateto” en el ámbito urbano. Tercero, la posición de las manos es fundamental. Según las entidades sean “olímpicas” (que habitan el Olimpo) o “ctónicas” (es decir, de las profundidades), las palmas de las manos deberán ser dirigidas hacia el “Olimpo” o hacia el suelo. Cuarto, los epítetos. Llamar a una divinidad, como es el tipo de entidad al que corresponde Hermes, es atraer a la propia presencia a un aspecto de la realidad a la que le hemos dado una máscara cultural y un nombre. Por eso mismo, este aspecto está dividido en otras facetas menores y mucho más precisas. Llamar a “toda la masa”, además de agotador, puede resultar menos eficaz que invocar a la divinidad con el epíteto que le corresponda para la función que necesitamos. Quinto y último, las ofrendas. No es necesario ofrendar algo en las invocaciones, queda a criterio de quien la realice el hacerlo. En cierto modo, todo lo que envuelve a una invocación es una ofrenda , ya que todo se orienta para crear el clima propicio para entregarlo al contacto con la Divinidad. Más allá de eso, se pueden dar cosas concretas. Estas deben estar en consonancia con tradición de “los gustos” de la divinidad acerca de las ofrendas, normalmente relacionada con su mitología y sus ámbitos. Frecuentemente, en la cultura helena, las libaciones de leche con miel suele ser una ofrenda generalizada y bien aceptada.

Concretando en Hermes, diríamos que deberíamos acudir aceptáblemente limpios a realizar  la invocación, manteniéndonos en pie, con las manos “orientadas hacia el Olimpo”, con el epíteto de “psicopompos” (“guía de almas”), y en este caso ofrendando una libación de leche con miel y una moneda de 5 céntimos en representación de un óbolo.

Invocación para Hermes como guía de almas

Hermes del plácido caduceo,

de los pies alados,

de la lengua de plata.

El que porta la sutileza

del sueño y el alma.

Hermes psicopompos,

pastoreador de ánimas.

Astuto que conoce los caminos

de las tierras subterraneas,

Hermes psicopompos,

pastoreador de ánimas.

Maestro de los secretos

sepultados en palabras.

Hermes psicopompos,

pastoreador de ánimas.

Amigo de la humanidad,

repite tus hazañas.

Hermes psicopompos,

pastoreador de ánimas.

Escucha mis ruegos,

atiende a la necesidad en mis palabras.

Este alimento es para el camino [se liba la leche con miel],

esta moneda para la barca [se entrega el céntimo].

Queda pagado el peaje,

queda la cuenta saldada,

Conduce este espíritu

a la seguridad de su nueva morada.

Una mirada al Tercer Grado, por Ayra Alseret

Esta es una pequeña reflexión que la Reverenda Ayra Alseret ha hecho tras sus estudios de Tercer Grado. 

Una mirada al Tercer Grado.

Este Tercer Grado ha sido especialmente interesante para mi. En parte, porque encontraba respuestas a cosas que no sabía, pero sobre todo porque ha despertado en mi preguntas que no sabía que tenía.

Profundizar en la visión de la Divinidad, es algo que me ha aportado muchas cosas a nivel personal; no puedo decir que nunca me había preguntado según que cosas, pero sí es cierto que a la larga, me he dado cuenta de que no sé nada. De que necesito seguir avanzando y aprendiendo, más de lo que había imaginado.

De la primera lección, me gustó especialmente la importancia que se da en la Tradición al honor, a como debe ser un Tercer Grado y me hizo preguntarme cómo sería el mundo que nos rodea, si todo el mundo diera importancia realmente a esto. Para mi el honor es una de las cosas más importantes que existen, y que este Grado arrancara precisamente desde ahí, es algo me gustó enormemente. Cuando hablaban de las nueve virtudes, me sentí muy feliz, creo que te lo comenté, porque es un tema que gusta especialmente. Está claro que se espera de un Tercer Grado, pero ¿qué podemos esperar de las personas? Si todo el mundo fuera capaz de tener una escala de valores coherentes con el mundo que lo rodea, nos encontraríamos en otro mundo tan diferente… esto me hace enlazarlo con la encarnación consciente. Recuerdo que me preguntabas que inquietudes se me planteaban al respecto, pero creo que necesito investigar más todo esto antes de plantearme inquietudes o preguntas sobre si yo misma sería capaz o no de realizarla. Imagino que muchas otras personas se ven en esta situación, porque como te dije, considero que nos falta aún información sobre este tema. Y considero que es una de las cosas más importantes que se han tratado en este Tercer Grado, porque habla de una evolución a la que aspiramos como humanidad, que podría cambiar muchas cosas, a nivel personal, pero sobre todo a nivel general. Cuando hice la reflexión sobre este tema, me di cuenta de muchas cosas, como por ejemplo de que la idea de la encarnación consciente, que ya había comentado alguna vez con mi mentora, era algo en realidad novedoso, que tenía mucho que ver con otras corrientes o ideas de otras tradiciones y caminos. Es algo que está presente en muchos sitios, con otros nombres o corpus, pero que van hacia la misma dirección. Esto me llevó a releer documentos y libros que leí hace años y que ahora he comprendido de otro modo.

Otra cosa que me ha gustado del Tercer Grado, es la necesidad de volver a otros textos, a comparar, buscar información, o a poder completarla a través de las visiones de otros autores. Retomar libros de filosofía o antropología me ha hecho pensar en lo cerca que está realmente la espiritualidad de la condición humana, incluso entre aquellos que se definen como ateos. ¡Incluso retomar lecciones anteriores! Puede que el trabajo como mentora de Primer Grado, me haya aportado más de lo que al principio pensaba, porque al leer determinadas cosas, y volver atrás, me daba cuenta de lo mucho que las ideas que tenía como seguras, habían cambiado y lo que importaba realmente, era ser consciente de como el aprendizaje está en constante movimiento.

Creo que lo que más me ha costado, y curiosamente, lo que más me ha gustado es el tema donde tuve que ponerme con el trabajo oracular. Sí, me costó tremendamente, dejar que esto sucediera, no por miedo, que no lo tenía, sino porque no encontraba la forma de hacerlo correctamente. Sin embargo, la práctica y el cuidado, me llevaron a conseguirlo finalmente. Era algo que veía muy lejano y complicado, pero después, me resultó fácil y cálido. Es curioso como la experiencia cambia la forma de ver las cosas. Y esto es lo más importante, la necesidad de la experiencia, cosa que he podido comprobar en mis propias carnes.

La naturaleza del tiempo, para mi no era mucha novedad, sin embargo, imagino que para quienes no han tenido nunca experiencias de este tipo pueden verse envueltos en una maraña de ideas sobre el tiempo y que se les pongan los pelos de punta. Esto mismo me pasó a mi con la naturaleza de la divinidad y el alma. Recuerdo que leía algo y necesitaba levantarme y caminar, pensar, reflexionar, volver a leer. Me tuve que preguntar si estaba de acuerdo con lo que leía, si era realmente lo que yo pensaba, porque no estaría bien continuar este camino si no era así, desde mi punto de vista. Creo que ahí fue donde me di cuenta de porque mi mentora siempre decía “ el tercer grado es precioso, pero te hará tambalearte”. Y vaya si me tambaleé. Necesité sentarme a meditar y discutir conmigo misma sobre lo que aprendía, y me sentí como cuando estudiaba filosofía antigua y necesita creer firmemente en lo que cada filósofo decía para entender completamente su planteamiento. Aquí fue especialmente importante para mi la recuperación de Alma, porque creo que no se trata de un simple ejercicio, sino de una forma de comprender esto de manera más profunda.

La lección que quizás se me ha quedado más pequeñas es la once (sobre técnicas de trabajo en grupo y resolución de conflictos), entiendo que es necesaria porque aunque todo es de sentido común, hablamos del menos común de los sentidos. Creo que en esta lección podrían incluirse técnicas de trabajo, como una metodología básica que sirva para todos los grupos, de manera común. Aunque comprendo que cada grupo es diferente, y que tiene una realidad totalmente única, a veces, los problemas a los que nos podemos enfrentar sí son comunes entre todos. Quizás en esta lección habría añadido un poco sobre el corpus de la Tradición de cara a determinados conflictos, como se enfrentan, a quien puedes dirigirte en determinadas situaciones…

Sobre los exámenes que he realizado, tengo que decir que han servido para hacerme reflexionar, muchas veces, cuando veía el examen, pensaba “no puede ser, no sé ni por donde empezar”, pero después, comprendía la importancia de lo que se me pedía. No se trata de saber si había comprendido la lección o si los ejercicios habían sido más o menos sencillos, se trataba en realidad, de hacer un ejercicio interno de comprensión profunda, y de reflexión sobre lo que había aprendido y ponerlo por escrito. Esto me ayudaba a hacer ese proceso más sencillo y más profundo. Creo que todos los exámenes que he realizado han sido acertados en su planteamiento, porque no se quedaban en lo básico de qué es esto o lo otro, sino en un trabajo personal, posterior, que implicaba la necesidad de hacer un ejercicio que iba más allá.

En términos generales, valoro muy positivamente el tipo de exámenes que me han puesto durante estas lecciones, porque me permiten ahondar en cosas que la lección puede tocar simplemente por encima, sin entrar en ello de modo profundo. La verdad es que agradezco que se salieran de los típicos test, que en parte, considero que no miden realmente el trabajo o interés que alguien pone en algo, sino que muchas veces se quedan en conceptos. Estoy planteándome cambiar los exámenes de mi Templo directamente a este tipo, porque creo que son mucho más enriquecedores.

Una cosa que me llamó especialmente la atención, fueron las palabras del Reverendo Donald al inicio de las lecciones, donde decía que el Tercer Grado era una vocación, una llamada interior y no sólo otra parte del camino. Yo sentí la llamada de la Diosa hace tiempo, y a medida que estudiaba este Tercer Grado, notaba como las ideas se iban quedando a un lado, para escuchar más profundamente Su llamada. El Reverendo Donald hablaba de la importancia que tiene la comprensión de lo que hay en cada lección, y esto me gustó especialmente, porque yo me vi envuelta en miles de momentos de dudas, de tambalearme y reflexionar si esto era para mi. Ahora puedo decir que sí, pero me ha costado. No creo que sea posible llegar a completar este grado sin haberse parado a pensar en lo que se aprende, y sobre todo, sin que las estructuras que tenemos de base se vengan abajo, sin que pasemos por momentos en los que necesitamos pararnos y dejarlo a un lado para ver si realmente estamos de acuerdo con lo que estamos estudiando. No puedo decir que para mi haya sido fácil, en muchos aspectos este curso es un reto, pero con el tiempo, y sobre todo intentando abrir la mente y manteniendo conversaciones conmigo misma, es como he logrado entender lo que había tras las palabras.

Sobre complicaciones, podría escribir un libro. No se trataron de la comprensión (bendito wordrefenrece) o de la temática, sino del asumir las cosas. Algunas me resultaban sencillas, pero recuerdo especialmente el tema sobre la Mónada, que me trajo de cabeza varios días. ¿Estaba yo de acuerdo con todo lo que estaba leyendo? Tuve que pararme muchos días a reflexionar, aunque suene a lo de siempre, me he dado cuenta de que este Tercer Grado exige eso: pararse, meditar, pelear con uno mismo, ir a otras fuentes, comparar, volverse loca, retomar… Esos traspiés me han servido muchísimo, porque me he dado cuenta de cuántas cosas tomamos como verdades sin plantearnos el por qué; y lo importante que es ser crítico y autocrítico, lo esencial que es en un momento dado poner todas tus ideas lejos y mirarlas de manera objetiva, haciendo un análisis de cada una de ellas y preocupándote por entenderlas y encajarlas en la forma en la que entiendes la vida.

También me he encontrado con otro “problema” que en realidad no lo ha sido. He tardado más de lo que esperaba de entrada tardar en hacer este curso, pero creo que lo he disfrutado más y mejor siendo así. Darte tiempo para ir viendo cada cosa en su lugar, ir ordenando ideas, leer otras fuentes… creo que es fundamental. No sirve repetir el contenido como un loro, si tú no has hecho un trabajo interno de comprensión y aceptación. Creía que nunca iba a llegar estar escribiendo mi reporte final, y aquí estoy, delante del ordenador, mirando hacia atrás y sabiendo que hay muchísimo más por delante. Recuerdo con una sonrisa cuando algunas personas me dijeron que jamás terminaría Tercero, porque mi mentora no querría y no puedo evitar reírme. Mi mentora, me ha dado mucho más que un grado, mucho más que unas lecciones o ejercicios. Ha retado a mi mente y mi consciencia, para que pudiera sacarle todo el jugo al grado y eso no es un trabajo sencillo. Dedicar el tiempo, con calma, y sobre todo sin prisas ha sido algo especial, y gratificante para mi.

Me gustaría añadir, que creo que este es el curso que más me ha transformado, incluyendo los curso de Reiki que he hecho en mi vida, e incluso más que chamanismo. Me he encontrado en conflicto conmigo misma, me he visto plantearme muchas cosas, he sido crítica conmigo de un modo absolutamente nuevo y, sobre todo, he aprendido que quiero seguir aprendiendo. Que en la vida el movimiento se demuestra andando y que yo no quiero dejar de andar.

Oráculo, por Nuhmen

Entré de nuevo en la habitación y todo había cambiado. Un silencio sepulcral reinaba en la sala y todos los allí presentes reunidos en torno a la única vela que iluminaba la estancia tenían la mirada fija en su mentora. Ella, inmóvil, recostada sobre el sofá, con una capucha cubriéndole la cara, parecía no estar allí. De pronto, lo entendí. El Oráculo había comenzado.
Todos nos mirábamos los unos a los otros, mientras sentíamos cómo una presencia familiar cuya energía todo lo iba inundando se manifestaba cada vez con más intensidad. No estábamos solos: teníamos ante nosotros a la Señora de las Encrucijadas dispuesta a dedicarnos unas palabras.
Uno a uno, nos fuimos levantando y sentándonos en el sofá junto a nuestra mentora, ahora controlada por la Diosa Oscura, dispuestos a escuchar el mensaje que Ella tenía para cada uno de nosotros. No hay, ni habrá, palabras para describir aquel momento. Al tomarla de la mano y comenzar a escuchar, todo pareció detenerse.
No había más sonido que el de la profunda voz que, entre susurros, nos hacía vibrar con sus palabras cargadas de simbolismo. A pesar de tener los ojos abiertos, ninguno pudo ver a su alrededor mientras duró el contacto con nuestra Patrona: todos estábamos sumidos en un bucle espacio-temporal, unidos a la Diosa, aislados de todo lo demás, perdidos en un torrente de sensaciones, caminando entre los mundos.
Nos dijeron que el primer oráculo al que uno asiste nunca se olvida, y creo que a quien nos lo dijo no le falta razón. No sé qué nos deparará el futuro, ni qué hallaremos ante las encrucijadas que los devotos de Hécate tanto transitamos. Lo único que tengo claro… es que desde ese momento todo ha cambiado.

 

Nuhmen Delos.

¡Quiero hacer una devoción!

Y es que últimamente, muchas personas se ponen en contacto conmigo sobre este tema. Una devoción es un trabajo personal  que realizamos con una entidad concreta, pero ¿ cómo se hace?

Vamos a ver unas pautas sencillas a tener en cuenta, y vamos a tomar a Hécate como la Deidad que vamos a devocionar en nuestro ejemplo.

1.- ¿Quién es? Vamos a empezar, siempre, por saber a quién estamos devocionando. Antes de comenzar a trabajar con Hécate, (y con cualquier otra deidad) te recomiendo que investigues sobre su figura hay algunas preguntas que debes plantearte: ¿Quién es Hécate? ¿Cuales son sus aspectos? ¿Qué dicen sus mitos? ¿Cuáles son sus atributos? ¿Cuáles eran sus epítetos?  ¿Con qué faceta voy a trabajar?  Cuando pienso en esto tengo que tener en cuenta que los dioses han llegado a nosotros pasados por un filtro social y cultural, pero que en su historia han sido diferentes, ha evolucionado y cambiado. Es importante indagar claramente quién es esa deidad que quiero devocionar. Una buena forma es tomar sus títulos y epítetos, leer sobre ellos, y decidir que aspecto quiero trabajar. A ese aspecto me dirigiré en mis invocaciones, como veremos más adelante. Ten en cuenta que casi todos los panteones tienen deidades similares, pero ¡cuidado! esto no quiere decir que sean la misma. Ve en tu estudio tan atrás como puedas para identificar esa faceta que vas a trabajar. Nuestro conocimiento está lleno de dioses que se han sincretizado, o a los que damos unos valores generales sin entrar en cosas concretas, un ejemplo claro es Afrodita. Nos enseñan que es la diosa griega del amor y se quedan ahí, pero Afrodita regía muchas cosas y en realidad sería más correcto decir que era la diosa griega de  la lujuria, la belleza, la sexualidad y la reproducción; y aún así nos quedamos cortos. Intenta buscar más allá de lo que siempre aparece, nada es tan básico y menos una divinidad.

2.- ¿Por qué? Es cierto que en los últimos meses, muchas personas están haciendo públicos sus trabajos devocionales, y esto parece haberse convertido en una moda. Toma un tiempo para plantearte de nuevo las preguntas siguientes: ¿Qué relación hay entre Ella y yo? ¿Por qué me pide este trabajo devocional? ¿Le debo algo?  ¿Estoy preparado para que esta devoción ponga mi vida patas arriba (porque créeme, va a pasar)? Hay dioses que no admiten cambios ni devoluciones en el tema de las devociones, ¿tengo claro qué espera de mí antes de comprometerme a algo? Analiza despacio lo que quieres hacer y por qué. Puede que sientas que Hécate te pide un hueco en tu vida, o sencillamente creas que debes hacer esto. Todas las respuestas son válidas, pero asegúrate de saber por qué quieres hacer este trabajo. Esto te ayudará a la hora de plantearte todo lo demás, desde el modo de la devoción hasta la duración, tu implicación, el tiempo  y otros aspectos que veremos más adelante.

Una deidad puede llamarte para un trabajo devocional y serás tú quien diga si quieres o no hacer ese trabajo en este momento. Una forma sencilla de dar esta respuesta es pedirle un plazo para pensarlo y en la fecha que debas responder encender una vela para decirle sí o no. Sea como sea, asegúrate de plantearte el por qué sí o por qué no hacer este trabajo y todo lo que implica.

Ya sé que quiero devocionar a la Diosa, ya sé por qué, ahora me toca plantearme todo lo demás.

3.- La planificación.

Has tomado una decisión y ahora es el momento de dar forma  lo que vas a hacer. Aquí tenemos que seguir haciéndonos preguntas, porque tenemos que definir muy claro todo para poder explicárselo.

3.1- ¿Cuánto tiempo va a durar? Una devoción puede durar un mes y  un día, un año, tres meses, seis semanas… en realidad el tiempo es lo de menos, porque todos los tiempos son válidos. Pero, si es tu primera devoción, comienza por un periodo corto y asequible, siempre puedes renovarlo más adelante, o alargar esos periodos poco a poco. Muchas personas dicen “voy  a hacer una devoción de por vida”. ¿Seguro? No digo que no sea una opción, pero para empezar igual es demasiado. Piensa que tendrás otros compromisos en tu vida, y que una devoción no se puede olvidar ni dejar aparcada. Ambos habéis llegado a un pacto y ese pacto hay que cumplirlo. Cuidado con faltar a la palabra.

3.2 -¿En qué va a consistir? Existen muchas opciones en este caso, plantéate de nuevo las preguntas básicas para este punto: ¿Qué tipo de devoción quiero hacer? ¿Qué tipo de devoción me pide esta divinidad? ¿Puedo llegar a un acuerdo con la divinidad para mi devoción? Una ofrenda no tiene porque ser algo físico que coloco en mi altar, o dejo en una encrucijada de caminos. las deidades griegas aceptan bastante bien el aceite de oliva como ofrenda, pero puede que estés buscando algo más que entregar. Es importante entender que hay ofrendas de muchos tipos: oraciones, trabajos mágicos, trabajos de sanación,  rutinas diarias, trabajos artesanales, momentos del día a día, inciensos, frutas, símbolos … Lo importante es que des aquello que has prometido dar, al fin y al cabo se trata de un pacto.

Cierra muy bien lo que vas a hacer. Dile “haré esto, y si no puedo haré esto otro para compensarlo” Deja muy claro el qué, el cómo y el cuándo. Puedes hacer un boceto de esas ideas e ir modificando las cosas durante el  tiempo que tomes para reflexionar sobre tu trabajo devocional, para llegar con una idea clara al momento. Plantéate también si además de honrar a la Diosa quieres focalizar la energía de tu trabajo en algo más como tu camino espiritual, tu desarrollo personal o tu vida, pero ten en cuenta esto: tu idea y Su idea de lo mismo no tiene porque ser similar. Si vas a focalizar tu trabajo en algo más de nuevo se cuidadoso: define muy claro qué es lo que estás buscando potenciar, porque aunque va  a haber sorpresas, sí o sí, hay una parte que puedes controlar. Explícale lo que quieres, y Ella te dará lo que considere.

Insisto, cuidado con faltar a aquello que hemos dicho que vamos a hacer. Una devoción no es exactamente una promesa, pero se asemeja bastante en el sentido de que no podemos dejarla aparcada. ¿Qué vas  a hacer si enfermas? ¿Y si te vas de vacaciones? Cierra todo lo que harás y pacta como recuperarás aquello que no puedas hacer por la razón que sea.

3.3- ¿Qué necesito? Ahora que lo tengo todo claro, necesito algunas cosas más. Y siguen siendo partes importantes de este trabajo previo. Ya hemos dicho que necesitarás una invocación. Mi recomendación es que la escribas tú mismo. Las palabras de otros pueden ser preciosas pero nunca transmitirán lo que tú sientes en tu corazón y lo que realmente quieres expresar. Con esto no digo que no puedas tomar las palabras de otras personas que resuenen para ti, pero siempre es mejor que uno haga este trabajo. ¿Qué pongo? Ay, amigo, este es el tema. Usa el título o epíteto que has escogido y dirígete  a esa faceta de la Divinidad, porque cuanto más cerramos ese círculo más probable es que vayamos a dar con la energía que estamos buscando.

Ya tengo mi invocación, ¿estoy  listo? Yo creo que no. Necesitamos un altar. Ten en cuenta que normalmente vamos a cuidar ese altar todos los días, y a realizar una pequeña invocación en él, vamos a pasar un tiempo en Su compañía en ese espacio que hemos preparado para Ella y esto nos permitirá conectar con la energía de la divinidad  a la que estamos devocionando. Este altar puede ser de muchas maneras pero procura que demuestre lo que sientes por la Diosa, y que sea digno de Ella. Pon ofrendas y cámbialas cuando sea necesario, enciende velas e incienso, y cuídalo, es la casa de Hécate en tu casa.

Listo! ya tengo mi invocación y las cosas que preciso para mi altar, ¿he terminado? No. Ahora vamos a diseñar el ritual en el que te vas a presentar ante Hécate y vas a establecer las pautas del trabajo que vamos a hacer. Como te has preguntado muchas cosas en este periodo de creación de tu trabajo devocional será sencillo de diseñar. ¿Cuándo? ¿Dónde? Define todos los aspectos porque sólo tú puedes hacer este ritual. No te digo que no invites a alguien que quieras que te acompañe, pero amigo, este trabajo es tuyo: tú preparas el espacio, tú preparas el altar, tú prepararas las ofrendas, tú invocas a la Diosa, y tú y sólo tú, haces lo que tengas que hacer. Es tu pacto con Ella y el de Ella contigo, es algo muy personal. Dentro de la Wicca, todos los rituales tienen un corpus más o menos igual, si sigues otra rama del paganismo, toma la forma de trabajo que utilices normalmente o con la que te sientas más cómodo. Nadie puede decirte como es exactamente este ritual, pero sí algunas cosas que siempre tenemos que tener en cuenta: la elección del momento, el tener claro el corpus o el proceso que vamos a seguir. Todo esto te ayudará a focalizar la energía en la dirección correcta. Puede que quieras añadir una meditación o un ejercicio para anclarte a tierra antes de empezar, puede que desees porque sea parte de tu rutina añadir un baño o purificación antes de comenzar. Lo más importante es que tengas claro todo el proceso.

Cuando tengas decidido todo lo anterior es la hora de ponerse a ello.

4.- La puesta en marcha

Si has llegado hasta aquí, ya sólo te queda poner en marcha ese ritual que has diseñado. Cuando te dirijas a la Diosa, hazlo con respeto, expón tus ideas y lo que quieres hacer, no tengas reparo en explicar en tus propias palabras el proceso anterior que has hecho y como deseas que este trabajo te lleve a donde quieres.

Otra cosa que es importante, es que establezcas un canal de comunicación con Ella, esto puede ser desde a través de Oráculos, con señales pactadas, a través de cartas o péndulo… las opciones son muchas, pero asegúrate de escoger una forma en la que comunicarte. Quizás quieras añadir algo a tu pacto y necesites su respuesta. Muchos esperan una señal de conformidad de la Divinidad para seguir adelante con su trabajo, es decir, exponen lo que quieren y como lo harán añadiendo una coletilla del tipo “Si todo esto te parece bien, esperaré tu señal en los próximos días.” Estas señales pueden llegar a través de sueños, de intuiciones, a veces sencillamente lo sabes, otras una sensación, incluso una imagen que alguien publica en Facebook, un sonido, cualquier cosa que tú sientas que es un sí o un no. Recuerda que todo se puede pactar, y que cada caso es único.

Algunas personas hacen un cuaderno de su trabajo devocional, esto es una buena idea si deseas volver luego sobre tus pasos, o sencillamente quieres tener un registro total de lo que haces.