Archivo de la etiqueta: Meditación

StadhaGaldr, Meditación Postural Rúnica, un libro de David Wolfheart

book02Hay distintas zonas cósmicas, y las runas son parte de ese lenguaje cósmico. A través de ellas, se nos puede revelar y podemos aprender el conocimiento del universo físico, y de nuestro propio universo interior. Pues en ellas residen todos los secretos, desde los mas grandes a los mas pequeños, de la naturaleza y del lenguaje cósmico. A través de las las técnicas de meditación rúnica y del StadhaGaldr, podemos atraer las corrientes cósmicas hacia nosotros, creando y potenciando nuestra esfera personal. De esta manera, serán integradas y proyectadas en nosotros, para un aumento de poder personal. El Stadhagaldr es un proceso iniciático, y un sistema de magia activo de integración psicológica y de transmutación personal, así como un medio para conectar y aprovechar las energías y corrientes de poder de la tierra y de la atmósfera. Las runas, más allá de ser solo un sistema adivinatorio, como algunas voces o libros han hecho creer, tienen su propia fuerza y energía, la cual nosotros podemos poner en actividad si ínteractuamos, trabajamos y meditamos con ellas. En este tipo de prácticas, ellas nos mostrarán movimientos y transformaciones internas en nosotros, para manifestarnos a través de nuestra propia esencia.

 

Nº de páginas: 316 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: LUIS CARCAMO EDITOR
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788476271902

Podéis hacer el pedido desde la web del autor http://www.davidwolfheart.com/stadhagaldr/ 

Ritual y Meditación Mundial por la Paz en Venezuela

Te invitamos a formar parte de este esfuerzo encaminado en llevar energía de Paz para nuestro hermano país de Venezuela.

Hemos preparado un sencillo pero hermoso ritual que deberás hacer en el primer día y darle continuidad y fuerza durante ocho días consecutivos a través de la meditación para la paz.

Enciende tu vela en una hora determinada y envía toda tu energía de amor y paz para las personas en Venezuela.

Muchos sabréis que la situación en Venezuela va a peor. A lo largo del día de hoy, hemos podido comprobar como su presidente ha decretado el Estado de Excepción y cerrado la frontera con Colombia. La situación se vuelve insostenible.
Muchos de nuestros hermanos paganos en éste país, convulsionan y se enfrentan cada día a situaciones muy difíciles. Es por eso, que os animamos a realizar un ritual por la Paz en Venezuela.

=== Purificación ===

Materiales: Agua limpia, lavanda y aceite de lavanda.

Infusiona en medio litro de agua tres cucharadas de flores de lavanda.
Llena tu bañera con agua tibia y pon una vela blanca o lila junto a ella. Agrega al agua la infusión de lavanda. Si no dispones de una bañera, bastará con un recipiente amplio de donde tomar el agua para la purificación, tomando con la mano el agua y pasándola por tu cuerpo.
Unge tu cuerpo con aceite de lavanda, mientras te centras en el trabajo que vas a realizar.

Mientras haces estos pasos de purificación, puedes decir:

Me purifico para el trabajo de paz que voy a comenzar.

Puedes usar la ropa que prefieras, aunque lo ideal sería ir de blanco o tonos pastel. También es positivo que estés descalzo.

=== Creación del Espacio ===

Materiales que uses usualmente
Una vela amarilla
Una vela roja
Una vela azul
Una vela verde
Una vela blanca
Una vela negra

Crea el espacio para trabajar como lo haces normalmente. Esto debería ser acorde con tu forma de trabajo habitual.

Este:
Saludo al Águila Sagrada, fuerzas del Este, Guardianes del viento y del Aire, que puedan ayudarme en este viaje. Que seáis testigos del círculo y guardéis su frontera. Venid a traer Paz, pues Paz es lo que quiero.

Sur:
Saludo a la Salamandra Misteriosa, fuerzas del Sur. Guardianes de las fuerzas del Fuego, fuerzas creativas del Sur. Hoy necesito vuestro valor y vuestro fuerza para que seáis testigos del círculo y guardéis su frontera. Venid a traer Paz, pues Paz es lo que quiero.

Oeste:
Saludo al Delfín de la Metamorfosis, fuerzas del Oeste, poderes del Agua y de la intuición,y las mentes conscientes del cambio. Venid para atraer vuestros dones, que seáis testigos del círculo y guardéis su frontera.

Al norte:
Saludo a Osa del Fértil Vientre, fuerzas de los elementos de la Tierra. Bosques, árboles y prados, acompañad mi alma en este momento. Que seáis testigos del círculo y guardéis su frontera. Venid a traer Paz, pues Paz es lo que quiero.

Dioses:
Saludos a las Fuerzas que habitan en el centro del Universo, equilibrio e igualdad, Masculino y Femenino para que sean testigo del círculo y guarden su frontera. Venid a traer Paz, pues Paz es lo que quiero.

=== Ritual ===

Prepara tu altar con los siguientes elementos:

El Sigil de la Paz
Tres velas para representar a Venezuela: amarilla, roja y azul.
Una vela dorada.
Tres cuarzos, amatistas o turmalinas.

Coloca el sigil sobre el pentáculo o en la parte central de tu altar, y a su alrededor las piedras formando un triángulo. Enciende las velas de colores en un lado. En el centro la vela dorada.

Mientras prendes la vela dorada di:

Señores de los Reinos que os alzais
entre el mundo de los hombres y el Poderoso Espíritu,
escuchad mi súplica, pues Paz necesito.
Paz para Venezuela.
Amor para mis hermanos que allí habitan.
Fuerza para la tierra maltratada,
Consuelo para su llanto.
Paz y bienestar,
Seguridad y comprensión.
Fuerzas que se mueven en los vientos,
Calor firme de los fuegos y la luz,
Emociones de las aguas cristalinas,
Abrazo de la tierra amada,
Traed Paz, para Venezuela,
Traed Justicia para su pueblo,
Traed la Calma que ahonda en el profundo ser,
Traed Energía para el cambio.

Toma unos minutos para meditar sobre la Paz, y todo lo que conlleva. Respira profundamente y canaliza tu energía hacia Venezuela mientras dices:

Vientos Sagrados que recorren los mundos sutiles,
trasladad esta energía.
Tierra Sagrada que piso descalzo,
traslada esta energía.
Aguas que conectáis el mundo entero,
trasladad esta energía.
Fuego que ardes en todos los corazones por la paz,
traslada esta energía.

Eleva tus brazos y envía tu energía y voluntad, nota como sale de cada poro de tu cuerpo, de cada fibra de tu ser y se traslada hacia Venezuela llenado su territorio de Paz y Amor pleno. Deja que las velas se consuman.

==Meditación== (Disponible en Youtube)

Comienza sentándote cómodamente. Mantén tu espalda lo más recta posible y deja que los sonidos de tu entorno pasen por tus oídos, manteniendo tu atención fija en la respiración. Inhala profundamente y exhala profundamente por unos minutos.

Siente cómo tu cuerpo se conecta con el lugar donde estás sentado. Aquí y ahora. Visualiza como cada vez que inhalas tu cuerpo se llena de Amor y cada vez que exhalas la Paz sale de tu interior como una marea. Poco a poco, sé consciente de cómo la Paz y el Amor van llenando cada rincón de tu ser, y pasan poco a poco a llenar el espacio que hay a tu alrededor. Cada respiración completa hace más y más grande estos sentimientos que llenan tu entorno, puedes darle el color que quieras, con el que te sientas más cómodo.

Construye un gran globo con ellos. Puedes darle la forma que prefieras, una estrella, un sol… Deja que tu mente trabaje libremente en su construcción mientras respiras. Cuando el globo sea fuerte y estable, levanta tus manos suavemente y empujalo. Visualiza cómo asciende y se mece con el aire, y cómo poco a poco va navegando por el cielo, cruzando la tierra, los océanos y los ríos, cada vez más y más rápido hasta llegar a Venezuela. Después, deja que este globo se conecte a los otros que otras personas alrededor del mundo han enviado, hasta ser una enorme bola de luz que llena de colores que traen Paz y Amor. Cuando el globo comienza a pesar, puedes ver como desciende sobre el país y deja caer toda su energía sobre él. Todo se llena de su luz de color.

Respira profundamente tres veces y vuelve a tu ser.

Después del ritual, durante 8 días vamos a meditar para fortalecer el trabajo, deja que te guiemos en nuestro canal de Youtube

WarForPeaceSigil

En Faceboook

Mandalas, meditación fácil. Por Ayra Alseret

Dice un texto hindú:

hace muchísimo tiempo

existió algo desprovisto de nombre

y cuya forma desconocida

ocultó tanto al cielo como a la tierra.

Al verlo, los dioses lo agarraron

comprimiéndolo contra el suelo,

con la cara hacia abajo.

Una vez arrojado al suelo,

los dioses lo retuvieron pegado a éste.

Brahma hizo que los dioses lo ocuparan

y lo llamó Mandala.

 

Mandalas, ¿qué son?

Mándala es una palabra de origen sánscrito, significa textualmente Círculo. También hay que recalcar que la palabra Mandala, se compone de Manda (esencia) y La (contenedor), algo así como Esfera de la Esencia.

Desde hace siglos han sido usados por los Hinduistas, pero se han encontrado otras representaciones geométricas simbólicas en otras culturas como la de los indígenas de América (Navajos, Aztecas, Incas entre otros) o los aborígenes de Australia.

Sus dibujos complejos y geométricos son reminiscencias del Macrocosmos y el Microcosmos, por lo que son usados para mantener el equilibrio entre el Yo interno y el externo.

Se consideran una de las formas de relajación y meditación mas fuertes en las culturas orientales. Esta técnica de relajación no requiere ninguna disciplina expresa, se trata de colorear según tus gustos.

Es una certeza que los monjes budistas construyen complicados mandalas para conmemorar situaciones especiales, para ello pasan semanas colocando arena tintada y cuando terminan dejan al viento para que los deshaga. Es una forma de trabajar la energía propia.

Pero, ¿para qué sirven?

Los Mandalas ayudan a equilibrar los dos hemisferios cerebrales, el hemisferio racional y el creativo, ya que en un mismo dibujo encontramos figuras geométricas captadas por nuestro lado lógico y colores y dibujos que son captados por nuestro lado creativo.

Además desarrollan la imaginación, el sentido estético y la fuerza vital.

Muchas veces nuestros miedos o preocupaciones no se encuentran en nuestra mente consciente, no somos capaces de dar con el problema que nos cruza en un determinado momento. Al dibujar o colorear mandalas con cierta regularidad podemos hacer conscientes patrones de pensamiento o estructuras mentales y emocionales. Es un sistema de sanación mental, de limpieza de emociones.

Cuando decides dedicar un rato a un mandala estas siendo maestro de ti mismo. El significado de los dibujos que escoges o de los colores dicen mucho de ti.

He dicho ya que tienen mucho que ver con la Meditación, ¿verdad? Prueba a coger uno y obsérvalo. La contemplación del mandala te servirá como guía para meditar.

Vete alejándote de los pensamientos y céntrate en el dibujo.

Al pintarlo deja que tu mente fluya libre sin atarla a ningún lado. Esto se llama meditación libre.

Se trata, en realidad, de un sistema de autoconocimiento.

Sobre las formas…

Cuando lleves un tiempo pintando mandalas, notarás que los colores que usas van cambiando, a veces dependiendo del estado de ánimo.

  • Círculo: el movimiento, el cambio, lo absoluto, el verdadero yo.
  • Corazón: sol, amor, felicidad, alegría, sentimiento de unión.
  • Cruz: unión del cielo y la tierra, vida y muerte, lo consciente y lo inconsciente, la unión de dos aspectos opuestos de nuestro mundo o nuestra personalidad.
  • Cuadrado: procesos de la naturaleza, estabilidad, equilibrio.
  • Estrella: símbolo de lo espiritual, libertad, elevación.
  • Espiral: vitalidad, energías curativas.
  • Hexágono: unión de los contrarios.
  • Laberinto: implica la búsqueda del propio centro.
  • Mariposa: autorenovación del alma. Transformación y muerte.
  • Pentágono: silueta del cuerpo humano. Tierra, agua, fuego.
  • Rectángulo: estabilidad, rendimiento del intelecto la vida terrenal.
  • Triángulo: agua, inconsciente (hacia abajo); vitalidad, transformación (hacia arriba); agresión hacia uno mismo (hacia el centro)

Y los colores…

  • Blanco: nada, pureza, iluminación, perfección.
  • Negro: muerte, limitación personal, misterio, renacimiento, ignorancia.
  • Gris: neutralidad, sabiduría, renovación.
  • Rojo: masculino, sensualidad, amor, arraigamiento, pasión.
  • Azul: tranquilidad, paz, felicidad, satisfacción, alegría.
  • Amarillo: sol, luz, jovialidad, simpatía, receptividad.
  • Naranja: energía, dinamismo, ambición, ternura, valor.
  • Rosa: aspectos femeninos e infantiles, dulzura, altruismo.
  • Morado: amor al prójimo, idealismo y sabiduría.
  • Verde: naturaleza, equilibrio, crecimiento, esperanza.
  • Violeta: música, magia, espiritualidad, transformación, inspiración.
  • Oro: sabiduría, claridad, lucidez, vitalidad.
  • Plata: capacidades extrasensoriales, emociones fluctuantes, bienestar.