Archivo de la etiqueta: Epítetos

30 días de devoción a Hécate

30 días de devoción a Hécate*

Desde el Templo de Hécate queremos invitarte a unirte a nosotros en lo próximos 30 días para devocionar a la Diosa Hécate. Si te animas a participar por favor, LEE CON CUIDADO TODO EL DOCUMENTO.

El reto consiste en hacer pequeñas actividades durante los próximos treinta días, de la extensión que desees, y con el formato que quieras. Luego podremos compartirlos o incluso publicarlos todos juntos en formato de libro digital. ¿Vienes a pasar 30 días con Hécate y con nosotros?

Lo que tienes que hacer es ir completando una actividad por día durante los siguientes 30 días, comenzaremos el 15 de Febrero. Puedes realizarlas en el orden que prefieras, lo importante es cumplir con los 30 días consecutivos. El día 31 desde que comenzamos (es decir el 15 de Marzo) podrás publicar todas las actividades en este mismo evento, pero NO ANTES, para no influir sobre los trabajos de los demás. Las actividades que vamos a realizar son:

1 Una introducción básica y cortita sobre quién es Hécate
2 ¿Cómo te hiciste consciente por primera vez de que Hécate aparecía en tu vida?
3 Los símbolos y los iconos de esta Diosa
4 Un mito el que aparece Hécate
5 Los miembros de la familia – conexiones genealógicas – de la Diosa
6 Otras Divinidades y entidades relacionadas o asociadas con Hécate
7 Los nombres y epítetos que puedas encontrar
8 Variaciones sobre esta Diosa (aspectos, formas regionales, etc.)
9 Errores comunes acerca de Hécate que te llaman la atención
10 Ofrendas típicas y personales
11 Festivales, días y tiempos sagrados relacionados con Hécate
12 Lugares asociados a Hécate y a su culto
13 ¿Qué temas de la cultura moderna son más cercano al corazón de Hécate según tu experiencia con la Diosa?
14 Desde tu visión, ¿el culto a esta Diosa ha cambiado en el tiempo?
15 Cualquier práctica mundana, que hagas normalmente, y que asocies con Hécate
16 ¿Cómo crees que esta Diosa representa los valores de Su panteón y orígenes culturales?
17 ¿Cómo se refieren a esta Diosa otros Dioses y otros panteones?
18 En tus rutinas, ¿qué presencia tiene Hécate?
19 ¿Qué características de esta Diosa son las que más admiras? ¿Qué cualidad o cualidades encuentras más inquietantes?
20 Obras de arte que te recuerden a Hécate o la representen
21 La música que te hace pensar en Ella
22 Una cita, un poema, o una pieza de escritura que piensas que está en estrecha sintonía con la Diosa y que no sea de tu autoría
23 Un dibujo o un escrito que tú hayas hecho sobre Hécate
24 Un momento en que esta Diosa te ha ayudado
25 Un momento en que Hécate se ha negado a ayudarte, y si le encuentras sentido ahora de porque no lo hizo.
26 ¿Cómo ha cambiado tu relación con Ella en el tiempo?
27 La peor idea errónea acerca de Hécate que has encontrado
28 Algo que en el pasado desearas saber de esta Diosa, pero que no encontrases o perdiste el interés
29 Cualquier ofrenda interesante o inusual que te gustaría compartir
30 Alguna sugerencia para otros que están empezando a aprender sobre esta deidad

Para realizar las actividades, te recomendamos disponer de unos minutos tranquilo, sin que nadie pueda molestarte, y encender una vela en un altar que dispongas para Ella. Puedes realizar una oración si lo deseas antes de comenzar, para entrar en sintonía con el trabajo.

¡¡Estamos deseando que llegue el día 15 de Marzo para ver vuestros trabajos!!

*Idea original de Arrin Deuognatos, tomada con su permiso y modificada por Bläwel Udo y Ayra Alseret para el Templo de Hécate, Tradición Nativista Correlliana.

Hécate: la Luz que ilumina las Sombras. Del Mito a la Experiencia

portada

 

Este libro es en primer lugar un paseo por los escritos antiguos que tienen relación con Hécate como Reina de las Brujas y en segundo lugar un espacio donde 13 devotos de la Diosa han narrado sus experiencias, caminos y formas de entender a Hécate.

Yolanda Benages, Tiné Estrella de la Tarde, Shaoran, Silvia Bredegal, Roque Torres Castillo, Ness Bosch, Jaime Serrano, Narda Yagai, Bläwel, Giovanna Diaz, Hyedra Trivia, Eblis Z. Pendragon y Ayra Alseret, nos acercan a su peculiar trabajo con la Diosa.

Descarga gratuita aquí

Sobre la invocación a Hermes, por Dani Herma

Como parte de su trabajo de Primer Grado, Dani nos presenta un pequeño artículo sobre las invocaciones tradicionales a  Hermes.

¿Qué es una invocación?

Es un acto de Voluntad mediante el cual se atrae la atención de alguna entidad. Está presente   en todas las creencias religiosas, ya que en todas se pide la ayuda de otros seres que asisten a quien hace ciertos trabajos, rezos o meditaciones. Desde la invocación a Hécate de la Gran Guardia, hasta los rezos propiciatorios de los católicos, pasando por las peticiones budistas para el transito del alma, son invocaciones.

¿Qué necesita?

Para empezar, el conocimiento sobre lo que se invoca y, por lo tanto, cierta familiaridad con   ello. Mientras mayor sea la cantidad de información y mejor integrada la tengamos, podremos tener una noción más clara de que es lo que queremos invocar. Saber como, cuando y porqué se hacían las cosas en la cultura de la que proviene la entidad a invocar es fundamental. Esto nos permite crear una invocación que se adapte a dicha cultura, poniéndonos en mejor sintonía. Como en todo trabajo energético, ajustarse a la vibración propia es un aspecto enormemente importante.

Para terminar una Voluntad entrenada. Todo acto mágico y vital requiere de conciencia plena  sobre la decisión que se toma para que esta sea llevada a la realidad correctamente. La diferencia en el acto mágico es que esta conciencia es más elevada e integra la capacidad de decisión, es decir, la Voluntad. En este estado se tiene la capacidad para realizar la invocación y los trabajos mágicos que deseemos.

Sobre las invocaciones tradicionales a Hermes

El culto a Hermes seguía las pautas de la religión helénica, con actos sociales regidos por  sacerdotes, concretándose en celebraciones como las Hermeas, y en la devoción privada organizada por el pater familiae en la casa. Se le consideraba con dominio sobre la astucia, los límites, la creatividad, la fertilidad, la magia, la medicina, los sacrificios, la adivinación mediante piedras, la diplomacia, la prosperidad, la artesanía, comunicación con las divinidades, caminos y encrucijadas.

Como es razonable entender, se acercaban a su culto aquellas personas interesadas en ser  “bendecidas” en esos ámbitos. Esto podía acercar a personas muy diferentes a su culto; desde  buhoneros hasta un zapatero o un ladrón.

Hay cinco aspectos que convendría destacar de cara a una invocación realizada a una entidad  del mundo heleno. En primer lugar, la higiene. Todos los actos espirituales, especialmente si conllevan el contacto con cierto tipo de entidades, conllevan un ritual previo de purificación.

Lavarse las manos y la cara (al menos) forma parte del ritual habitual. Segundo, arrodillarse o postrarse en señal de humillación era visto como algo “cateto” en el ámbito urbano. Tercero, la posición de las manos es fundamental. Según las entidades sean “olímpicas” (que habitan el Olimpo) o “ctónicas” (es decir, de las profundidades), las palmas de las manos deberán ser dirigidas hacia el “Olimpo” o hacia el suelo. Cuarto, los epítetos. Llamar a una divinidad, como es el tipo de entidad al que corresponde Hermes, es atraer a la propia presencia a un aspecto de la realidad a la que le hemos dado una máscara cultural y un nombre. Por eso mismo, este aspecto está dividido en otras facetas menores y mucho más precisas. Llamar a “toda la masa”, además de agotador, puede resultar menos eficaz que invocar a la divinidad con el epíteto que le corresponda para la función que necesitamos. Quinto y último, las ofrendas. No es necesario ofrendar algo en las invocaciones, queda a criterio de quien la realice el hacerlo. En cierto modo, todo lo que envuelve a una invocación es una ofrenda , ya que todo se orienta para crear el clima propicio para entregarlo al contacto con la Divinidad. Más allá de eso, se pueden dar cosas concretas. Estas deben estar en consonancia con tradición de “los gustos” de la divinidad acerca de las ofrendas, normalmente relacionada con su mitología y sus ámbitos. Frecuentemente, en la cultura helena, las libaciones de leche con miel suele ser una ofrenda generalizada y bien aceptada.

Concretando en Hermes, diríamos que deberíamos acudir aceptáblemente limpios a realizar  la invocación, manteniéndonos en pie, con las manos “orientadas hacia el Olimpo”, con el epíteto de “psicopompos” (“guía de almas”), y en este caso ofrendando una libación de leche con miel y una moneda de 5 céntimos en representación de un óbolo.

Invocación para Hermes como guía de almas

Hermes del plácido caduceo,

de los pies alados,

de la lengua de plata.

El que porta la sutileza

del sueño y el alma.

Hermes psicopompos,

pastoreador de ánimas.

Astuto que conoce los caminos

de las tierras subterraneas,

Hermes psicopompos,

pastoreador de ánimas.

Maestro de los secretos

sepultados en palabras.

Hermes psicopompos,

pastoreador de ánimas.

Amigo de la humanidad,

repite tus hazañas.

Hermes psicopompos,

pastoreador de ánimas.

Escucha mis ruegos,

atiende a la necesidad en mis palabras.

Este alimento es para el camino [se liba la leche con miel],

esta moneda para la barca [se entrega el céntimo].

Queda pagado el peaje,

queda la cuenta saldada,

Conduce este espíritu

a la seguridad de su nueva morada.

Las Palabras de Hécate

Yo soy Hécate. Reino en la noche y en la oscuridad pues mi señal he puesto en el cielo nocturno, soy más antigua que la noche, la oscuridad en mi alma es la que te hace libre, el poder de mi magia es tu poder hijo mio. Acude a mi en tus largas horas de soledad y dolor yo te acompañare, lloraré contigo, en tus lágrimas seremos uno y lograremos nuestra gloria.

Tú que te escondes y atacas : Debes saber que yo soy la madre de todas las Brujas y Brujos. Ten cuidado de dañar a tan solo uno de mis Hijos pues conocerás mi furia, mi poder derramará la ley de tres contra ti con todas sus fuerzas, pues mis hijos comprenden mi sabiduría y jamás te han lastimado, así que tú no tienes derecho a lastimarlos.
Tú que has mentido y dañado mi Culto :  He llegado debes saberlo y no me escondo de ti. Más ahora de la oscuridad salgo esta noche a la luz para que mis usanzas sean restablecidas.
Tú que te consideras mi sacerdotisa (dote) : Debes tener cuidado con lo que haces y mientes , puedes engañar al mundo con tu falsa promesa hacia mi , pero dentro de tu habitación , en la noche y en el sueño , en tan solo un segundo de Oscura soledad , tú y yo hablaremos y prometo que en honor de aquellos que en verdad me sirven , sentirás el poder de mi cólera.
Tú que me rindes Culto : Hazlo de corazón , no lastimes , da vida , recuerda que luz y oscuridad se equilibran y una no existe sin la otra , lleva mis usanzas al corazón de quien las quiera y sea digno. No te molestes en enseñarle o justificarte con el ignorante , tú sólo me sirves a mi, y yo comprendo tu corazón y tu adoración. ¡ Bendita seas mi sacerdotisa! Yo estoy contigo pues yo soy la más antigua que camina sobre este mundo y mi amor oscuro lo ofrezco a todos mis hijos. Soy Bruja , soy Maga , soy Reina , soy Protectora , soy el y es mío el Sauce , soy Madre , soy tu Madre pues soy Hécate.
 

¡Quiero hacer una devoción!

Y es que últimamente, muchas personas se ponen en contacto conmigo sobre este tema. Una devoción es un trabajo personal  que realizamos con una entidad concreta, pero ¿ cómo se hace?

Vamos a ver unas pautas sencillas a tener en cuenta, y vamos a tomar a Hécate como la Deidad que vamos a devocionar en nuestro ejemplo.

1.- ¿Quién es? Vamos a empezar, siempre, por saber a quién estamos devocionando. Antes de comenzar a trabajar con Hécate, (y con cualquier otra deidad) te recomiendo que investigues sobre su figura hay algunas preguntas que debes plantearte: ¿Quién es Hécate? ¿Cuales son sus aspectos? ¿Qué dicen sus mitos? ¿Cuáles son sus atributos? ¿Cuáles eran sus epítetos?  ¿Con qué faceta voy a trabajar?  Cuando pienso en esto tengo que tener en cuenta que los dioses han llegado a nosotros pasados por un filtro social y cultural, pero que en su historia han sido diferentes, ha evolucionado y cambiado. Es importante indagar claramente quién es esa deidad que quiero devocionar. Una buena forma es tomar sus títulos y epítetos, leer sobre ellos, y decidir que aspecto quiero trabajar. A ese aspecto me dirigiré en mis invocaciones, como veremos más adelante. Ten en cuenta que casi todos los panteones tienen deidades similares, pero ¡cuidado! esto no quiere decir que sean la misma. Ve en tu estudio tan atrás como puedas para identificar esa faceta que vas a trabajar. Nuestro conocimiento está lleno de dioses que se han sincretizado, o a los que damos unos valores generales sin entrar en cosas concretas, un ejemplo claro es Afrodita. Nos enseñan que es la diosa griega del amor y se quedan ahí, pero Afrodita regía muchas cosas y en realidad sería más correcto decir que era la diosa griega de  la lujuria, la belleza, la sexualidad y la reproducción; y aún así nos quedamos cortos. Intenta buscar más allá de lo que siempre aparece, nada es tan básico y menos una divinidad.

2.- ¿Por qué? Es cierto que en los últimos meses, muchas personas están haciendo públicos sus trabajos devocionales, y esto parece haberse convertido en una moda. Toma un tiempo para plantearte de nuevo las preguntas siguientes: ¿Qué relación hay entre Ella y yo? ¿Por qué me pide este trabajo devocional? ¿Le debo algo?  ¿Estoy preparado para que esta devoción ponga mi vida patas arriba (porque créeme, va a pasar)? Hay dioses que no admiten cambios ni devoluciones en el tema de las devociones, ¿tengo claro qué espera de mí antes de comprometerme a algo? Analiza despacio lo que quieres hacer y por qué. Puede que sientas que Hécate te pide un hueco en tu vida, o sencillamente creas que debes hacer esto. Todas las respuestas son válidas, pero asegúrate de saber por qué quieres hacer este trabajo. Esto te ayudará a la hora de plantearte todo lo demás, desde el modo de la devoción hasta la duración, tu implicación, el tiempo  y otros aspectos que veremos más adelante.

Una deidad puede llamarte para un trabajo devocional y serás tú quien diga si quieres o no hacer ese trabajo en este momento. Una forma sencilla de dar esta respuesta es pedirle un plazo para pensarlo y en la fecha que debas responder encender una vela para decirle sí o no. Sea como sea, asegúrate de plantearte el por qué sí o por qué no hacer este trabajo y todo lo que implica.

Ya sé que quiero devocionar a la Diosa, ya sé por qué, ahora me toca plantearme todo lo demás.

3.- La planificación.

Has tomado una decisión y ahora es el momento de dar forma  lo que vas a hacer. Aquí tenemos que seguir haciéndonos preguntas, porque tenemos que definir muy claro todo para poder explicárselo.

3.1- ¿Cuánto tiempo va a durar? Una devoción puede durar un mes y  un día, un año, tres meses, seis semanas… en realidad el tiempo es lo de menos, porque todos los tiempos son válidos. Pero, si es tu primera devoción, comienza por un periodo corto y asequible, siempre puedes renovarlo más adelante, o alargar esos periodos poco a poco. Muchas personas dicen “voy  a hacer una devoción de por vida”. ¿Seguro? No digo que no sea una opción, pero para empezar igual es demasiado. Piensa que tendrás otros compromisos en tu vida, y que una devoción no se puede olvidar ni dejar aparcada. Ambos habéis llegado a un pacto y ese pacto hay que cumplirlo. Cuidado con faltar a la palabra.

3.2 -¿En qué va a consistir? Existen muchas opciones en este caso, plantéate de nuevo las preguntas básicas para este punto: ¿Qué tipo de devoción quiero hacer? ¿Qué tipo de devoción me pide esta divinidad? ¿Puedo llegar a un acuerdo con la divinidad para mi devoción? Una ofrenda no tiene porque ser algo físico que coloco en mi altar, o dejo en una encrucijada de caminos. las deidades griegas aceptan bastante bien el aceite de oliva como ofrenda, pero puede que estés buscando algo más que entregar. Es importante entender que hay ofrendas de muchos tipos: oraciones, trabajos mágicos, trabajos de sanación,  rutinas diarias, trabajos artesanales, momentos del día a día, inciensos, frutas, símbolos … Lo importante es que des aquello que has prometido dar, al fin y al cabo se trata de un pacto.

Cierra muy bien lo que vas a hacer. Dile “haré esto, y si no puedo haré esto otro para compensarlo” Deja muy claro el qué, el cómo y el cuándo. Puedes hacer un boceto de esas ideas e ir modificando las cosas durante el  tiempo que tomes para reflexionar sobre tu trabajo devocional, para llegar con una idea clara al momento. Plantéate también si además de honrar a la Diosa quieres focalizar la energía de tu trabajo en algo más como tu camino espiritual, tu desarrollo personal o tu vida, pero ten en cuenta esto: tu idea y Su idea de lo mismo no tiene porque ser similar. Si vas a focalizar tu trabajo en algo más de nuevo se cuidadoso: define muy claro qué es lo que estás buscando potenciar, porque aunque va  a haber sorpresas, sí o sí, hay una parte que puedes controlar. Explícale lo que quieres, y Ella te dará lo que considere.

Insisto, cuidado con faltar a aquello que hemos dicho que vamos a hacer. Una devoción no es exactamente una promesa, pero se asemeja bastante en el sentido de que no podemos dejarla aparcada. ¿Qué vas  a hacer si enfermas? ¿Y si te vas de vacaciones? Cierra todo lo que harás y pacta como recuperarás aquello que no puedas hacer por la razón que sea.

3.3- ¿Qué necesito? Ahora que lo tengo todo claro, necesito algunas cosas más. Y siguen siendo partes importantes de este trabajo previo. Ya hemos dicho que necesitarás una invocación. Mi recomendación es que la escribas tú mismo. Las palabras de otros pueden ser preciosas pero nunca transmitirán lo que tú sientes en tu corazón y lo que realmente quieres expresar. Con esto no digo que no puedas tomar las palabras de otras personas que resuenen para ti, pero siempre es mejor que uno haga este trabajo. ¿Qué pongo? Ay, amigo, este es el tema. Usa el título o epíteto que has escogido y dirígete  a esa faceta de la Divinidad, porque cuanto más cerramos ese círculo más probable es que vayamos a dar con la energía que estamos buscando.

Ya tengo mi invocación, ¿estoy  listo? Yo creo que no. Necesitamos un altar. Ten en cuenta que normalmente vamos a cuidar ese altar todos los días, y a realizar una pequeña invocación en él, vamos a pasar un tiempo en Su compañía en ese espacio que hemos preparado para Ella y esto nos permitirá conectar con la energía de la divinidad  a la que estamos devocionando. Este altar puede ser de muchas maneras pero procura que demuestre lo que sientes por la Diosa, y que sea digno de Ella. Pon ofrendas y cámbialas cuando sea necesario, enciende velas e incienso, y cuídalo, es la casa de Hécate en tu casa.

Listo! ya tengo mi invocación y las cosas que preciso para mi altar, ¿he terminado? No. Ahora vamos a diseñar el ritual en el que te vas a presentar ante Hécate y vas a establecer las pautas del trabajo que vamos a hacer. Como te has preguntado muchas cosas en este periodo de creación de tu trabajo devocional será sencillo de diseñar. ¿Cuándo? ¿Dónde? Define todos los aspectos porque sólo tú puedes hacer este ritual. No te digo que no invites a alguien que quieras que te acompañe, pero amigo, este trabajo es tuyo: tú preparas el espacio, tú preparas el altar, tú prepararas las ofrendas, tú invocas a la Diosa, y tú y sólo tú, haces lo que tengas que hacer. Es tu pacto con Ella y el de Ella contigo, es algo muy personal. Dentro de la Wicca, todos los rituales tienen un corpus más o menos igual, si sigues otra rama del paganismo, toma la forma de trabajo que utilices normalmente o con la que te sientas más cómodo. Nadie puede decirte como es exactamente este ritual, pero sí algunas cosas que siempre tenemos que tener en cuenta: la elección del momento, el tener claro el corpus o el proceso que vamos a seguir. Todo esto te ayudará a focalizar la energía en la dirección correcta. Puede que quieras añadir una meditación o un ejercicio para anclarte a tierra antes de empezar, puede que desees porque sea parte de tu rutina añadir un baño o purificación antes de comenzar. Lo más importante es que tengas claro todo el proceso.

Cuando tengas decidido todo lo anterior es la hora de ponerse a ello.

4.- La puesta en marcha

Si has llegado hasta aquí, ya sólo te queda poner en marcha ese ritual que has diseñado. Cuando te dirijas a la Diosa, hazlo con respeto, expón tus ideas y lo que quieres hacer, no tengas reparo en explicar en tus propias palabras el proceso anterior que has hecho y como deseas que este trabajo te lleve a donde quieres.

Otra cosa que es importante, es que establezcas un canal de comunicación con Ella, esto puede ser desde a través de Oráculos, con señales pactadas, a través de cartas o péndulo… las opciones son muchas, pero asegúrate de escoger una forma en la que comunicarte. Quizás quieras añadir algo a tu pacto y necesites su respuesta. Muchos esperan una señal de conformidad de la Divinidad para seguir adelante con su trabajo, es decir, exponen lo que quieren y como lo harán añadiendo una coletilla del tipo “Si todo esto te parece bien, esperaré tu señal en los próximos días.” Estas señales pueden llegar a través de sueños, de intuiciones, a veces sencillamente lo sabes, otras una sensación, incluso una imagen que alguien publica en Facebook, un sonido, cualquier cosa que tú sientas que es un sí o un no. Recuerda que todo se puede pactar, y que cada caso es único.

Algunas personas hacen un cuaderno de su trabajo devocional, esto es una buena idea si deseas volver luego sobre tus pasos, o sencillamente quieres tener un registro total de lo que haces.

 

Epítetos de Hécate

A:

* Adamantea (ad-ah-man-tee-ah): inconquistable
* Agrotera/Agrolera: Cazadora
* Aidônaia o Adonaea: Señora del Inframundo.
* Amphiprosopos (am-phih-proh-soh-Pohs): doble cara.
* Anassa eneroi: Reina de los que están abajo (de los fantasmas, de los muertos).
* Anassan(ah-un-san): La Amante
* Angelos (un-gel-SSO): Mensajera/ángel, (spartan)/ La que salva del inframundo, La del Oraculo
* Antaea o Antaia(a-T-ah): Aquella a quien se reza, a quien se le dirigen las oraciones/ Diosa de los discursos.

* Antania: enemiga de la humanidad, de la raza humana.
* Apanchomene (ah-pan-KOH-mee-nee): la todo colgante/ La que está suspendida, colgada.(refiriéndose a la luna)
* Aphrattos (af-rah-tohs): el inefable o el innombrable (tarrentum)
* Apotropaia: La que espanta.
* Argiope o Agriope(ar-guy-oh-pee): espantosa, de rostro salvaje.
* Arkula (AHR-kyoo-lah): oso
* Asteria: por su Madre, Estrellada o coronada de estrellas.
* Astikos (as-tih-KOHS): de una ciudad.
* Atalos: La bondadosa/Tierna, Delicada
* Azostos (sahs-ah-tos): Desciñérose (ungirt)(¿?) Libre, holgada.
B:

* Basileia (bah-sihl-ee-ah o Bah-Sihl-ya): De Reina, Regia, Real. (posible referencia al basilisco)
* Baubo (boh-boh): rana, vientre.
* Bolos (boh-Loh): Lejos de tiro, de alcance.
* Boukolos(Boo-KOH-loh): Pastora de bueyes/ toros.
* Brimo/Brimô (bree-moh) La iracunda, la rugiente, la temible/Terrible, la que Arde. La enfadada.

C:

* Chthonia(thoh-nee-ah): relacionada con, o Del inframundo.
* Chrusoandeimopotichthonia (kru-soh-un-dih-moh-poh-tih-thoh-nee-ah): Diosa del inframundo que lleva las sandalias de oro y bebidas de sangre.
* Crataeis: La Poderosa, la Fuerte, la grandiosa

D:

* Dea Triformis: Diosa con tres formas
o Despoina: La Ama, Señora, Amante, Maestra, que enseña. Independiente (mistress)

E:

* Eileithyia (ihl-ih-thee-yah): Diosa del nacimiento de los niños (titulo compartido con otras deidades)/ Asistente de la mujer en el parto/puerperio.
o Epipyrgidia/ Epipurgidia (ee-pih-peer-gih-dee-ya): Desde/En la torre (utilizado en la Acropolis de Atenas)

* Einalian (IH-nah-lee-ahn): La marina/ Única hija del Mar
* Einodian: Del camino.
* Empylios (em-pihl-ee-osh): De la puerta
* Enodia/ Einodian/ Ennodia (ee-noh-dee-ah): La que está en camino.La del camino. La de los caminos.
* Epaine (eh-pee-nee/ee-pih-nee): Impresionante, imponente.
* Epiphanestate: Manifestacion de la Gran Diosa

* Erodia (ee-roh-dee-ah): Guardiana de las puertas (el origen de Herodías)
* Eukoline(yoo-koh-lih-nee): La de buen carácter.
* Eurippa (yoo-rih-pah): Descubridora/Buscadora de caballos.

F:

* Fósforo: portadora de luz.

G:

* Genetyllis (jehn-eh-tihl-ish): protectora de los nacimientos.

H:

* Hegemonen (heh-geh-mohn-ihn): Guía.
* Helike (hehk-ih-kee): Sauce.
* Hersechthonia (huhr-sehk-thoh-nee-ah): Habla desde debajo de la Tierra, Oradora desde el inframundo.
* Hexacheira (hehk-sah-keer-ah): tiene seis manos o seis (pathes¿?)
* Hipparete(hih-pah-ree-tee/ hih-pahr-eh-tee): que habla con caballos.
* Hippos (hih-pohs): Caballo

I:

* Ilítia: = Eileithyia

K:

* Kalliste(kah-lihs-tee/Kah-lihs-ta): La más hermosa.
* Kelkaea (kehl-kee-ya): Portadora de las medias botas (Wearer of half length boots)
* Kerket (kuhr-keht): Diosa de los poderes de la noche.
* Kore/kouren (koh-ree/Kor-ah): Maiden/Doncella.
*
* Kourotrophos koo-roh-troh-phohs): enfermera/cuidadora/criadora/nodriza de jóvenes. Protectora de la humanidad.
o Krateis/Krataiis (Cratais)(krah-tee-ihs/krah-tay-ihs): La Fuerte/Resistente/Vigorosa (relacionado con su aspecto marino)
o Krokopeplos (kroh-koh-peh-plohs): La de la túnica/peplo Azafrán.
o Kyno (kih-noh): Perra/yegua.

* Khthoniê: del Inframundo
* Kleidouchos/ Klêidouchos (klay-doo-kohs): Guardiana de las puertas/Guardiana de las llaves al inframundo/psiquis; (este título se les daba también a las sumas sacerdotisas).
* Kleidophoros: la que porta/sostiene las llaves

* Kourê mounogenês: La Nacida Solo Doncella (Virgen)

L:

* Laginitis (lah-jihn-ih-tihs/laj-inn-I-tis): Creadora de la liebre en Idrias(Hekatesia) Creatrix of the hare at Idrias (formerly Hekatesia)
* Lampadophoros (lam-pah-doh-phoh-rohs): Portadora de la antorcha.
* Leiana (lee-ah-nah): Leona
* Lilith: Ululato del búho/Lechuza. Flor Azucena, Lirio (lily flower)
* Limenoskopos (lih-meh-noh-skoh-Pohs): Supervisora/capataz del puerto/refugio.
* Liparokrêdemnos: La de la Brillante Corona, La del pelo brillante, la que lleva brillante diadema
* Lochais (loh-kihs/ Loh-kay-ihs): Auxiliadora del nacimiento de niños.
* Lycania: De los Lobos.

M:

* Maera (mee-rah): La Resplandeciente, La Brillante, la que reluce
* Mageus (maj-ee-uhs/ maj-oos/ mah-goos/ mag-uhs):La que amasa
* Magiste: La más grande
* Meilinoe (mihl-ih-nee): La que alivia.
* Meisopomenos (meh-soh-poh-mee-nohs): Obrera/ Trabajadora de la luna
* Moira/Moera (mee-rah-ah/ mair): más antigua/vieja que el tiempo (older tan time)
* Monogenes (moh-nah-geh-neez): Nacida sola. Hija Única
* Mormo o Mormolice: La loba
* Munychia(moo-nihk-ee-yah): Diosa de la Luna.

N:

* Nykterian(nihk-tuhr-ee-a): La nocturna, Diosa de la Noche.
* Nymphe (Nihm-fee): La novia, la esposa

* Nyktipolos: La que camina de noche

O:

* Obstetrix (ob-steh-trihs): Comadrona; la que se mantiene delante.
* Oistroplaneia (ihs-roph-plan-ee-ah): La que trae los desvarío de la locura (Originalmente la que bendice con el poder de la profecía)
* Oreobazagra: De la montaña de los bardos- Un titulo de la Diosa de la Luna.
* Ouranian: Celestial, La Urana.
* Ouresiphoites: Nómada/ Vagabunda en las montañas.
* Oxythymia Rápida en la Ira. La de pronta cólera.

P:

* Pandeia/Pandeina: Todo lo terrible. La temida
* Panopaea: Toda la enseñanza
* Pantos Kosmou Kleidouchos: Guardiana de las llaves de todo el universo./Sacerdotisa de todo el universo.
* Perseian/ Perseis: Hija de Perses, La destructora.
* Pheraea/ pherea: La que da a luz/pare.// La que produce.
* Phileremon/Phileremona/Philermonia: Amante de la soledad
* Phoinikopeza: La de los pies rojizos (referencia a la henna)
* Prothuraea: de delante de la puerta.
* Phryne: El sapo.
* Phosphoros: La que aporta luz la que brilla.
* Polyboteira: La sustentadora generosa, Dadora de alimento abundante.
* Prokathegetis: La que antes fue abajo, el psychopompe(titulo libio)
* Propulaia/Propylaia: La que está delante de la puerta. Guardiana de la puerta del inframundo.
* Prothegetis: Líder (titulo Licio)
* Prothuraea: La señora de delante de la Puerta.
* Prytania: Reina invencible de los muertos
* Psychopompe: Guia de almas
* Purphoros: Portadora de la Antorcha/fuego.

* Propolos: La asistente que guía, Consejera.( the attendant who leads)

R:

* Rhododaktylos: la de los dedos rosados.

S:

* Selene: La luna lejos de alcance.
* Soteira: La que salva y protege.

* Skylakagetis/ Skylakitin: Lider/señora de los Perros

T:

* Tauropolos: Asesina/Pastora de toros
* Tergeminus: Triple nacimiento (tres veces nacida)
* Therobromos: (la señora) Del llanto/grito de la bestia
* Trevia: De los tres caminos
* Triaucheros: Triple cuello, tres cuellos
* Triformis/ Trimorphis: Tres caras como la luna/La del Triple Semblante/ Formada por tres.
* Trikephalos: La de las tres cabezas
* Trioditis: De los tres caminos.
* Trivia: De los Cruces de Caminos.
* Tymbidian: La sepulcral.
*

Z:

* Zerynthia: del monte Zerintia.

Otros Títulos:

v Diosa de las Tormentas.

v De la oscuridad de la Luna.

v De la escena del crimen.

v De las brujas.

v Gran Madre.

v La Bendita.

v Ama de la Magia

v Abridora del camino de la Muerte

v Del camino descendiente.

v De la muerte.

v Ella que tiene el poder lejano.

v Ella que trabaja desde lejos.

v Diosa soberana de los muchos nombres.

v La Distante.

v Lider de la caza Salvaje

v La que hace su voluntad.

Hekate Angelos, por Francis Aswhood

Tenía algo de material guardado acerca de Hécate y hoy, impulsado por un mensaje que llegó a mi bandeja de entrada, puse en común la información que tenía para intentar descubrir de dónde viene este epíteto y cómo se relaciona con esta diosa oscura. No sé si habré cometido fallos a lo largo de este rápido análisis o si resultará pesada su lectura. En cualquier caso espero que sirva a los que se interesen por esta extraña figura hecatiana.
Parece ser que este epíteto (Angelos), aparece en relación a Hécate en al menos un par de fuentes. Una de las fuentes es una inscripción votiva a Hekate Angelos en el santuario de Demeter Malophoros, que se encuentra en Selinus, al sur de Sicilia, que fue una colonia griega. En este santuario había una estancia dedicada a la Hekate Triformis, que está relacionada con los misterios de Eleusis. De esta fuente, a través del estudio del mito eleusino del rapto y rescate de Perséfone de los reinos de Hades, se pueden deducir algunas conexiones interesantes que creo que justifican de alguna forma el apelativo “Angelos” que se da a Hécate en este santuario.
Hécate en los mitos eleusinos
Según el Himno Homérico a Deméter, cuando Hades raptó a Perséfone, ningún dios ni ningún hombre oyó sus gritos, que llamaban a su padre, el dios Zeus. Solo Hécate escuchó su voz y más adelante en el Himno, Deméter, después de llevar nueve días buscando a su hija con una antorcha en la mano, al llegar el amanecer del décimo día, se encuentra con Hécate, que también llevaba su antorcha, y le cuenta lo sucedido. Es entonces cuando Deméter se desespera y debido a las consecuencias sobre la tierra de su ira, Zeus decide mandar a Hermes a rescatar a Perséfone de los reinos de Hades.
Y aquí llegamos a un punto de inflexión importante, pues Hermes es un dios de las transiciones, que guarda los espacios liminales y los portales. También guarda las encrucijadas, es mensajero de los dioses y es un dios psicopompo, guía de los muertos al Hades. En su aspecto de Hermes Chthonios comparte todas sus características con Hécate. Pero la historia va más allá.
Pausanias y Propercio dicen que Hermes Chthonios compartió lecho con un par de diosas del inframundo: Daeira y Brimo. Ambas diosas se equiparan a Hécate en diversas fuentes, y especialmente Brimo es un conocido epíteto de ella. Lo cual la haría consorte de Hermes Chthonios en su aspecto de Hekate Chthonia, o al parecer así podría haber sido en los cultos de Feres y Eleusis. Y aunque hay fuentes que contradicen esta hipótesis, en cualquier caso, ambos son líderes de las almas de los muertos y están relacionados con la vuelta en primavera de la diosa Perséfone.
Sin embargo en algunas versiones del mito eleusino, fue a Ella a quien Zeus envió al inframundo para buscara a Perséfone. Lo cual sería totalmente posible teniendo en cuenta lo que relata Hesíodo en su Teogonía; que Hécate es la única titánide a quien Zeus permite gobernar en los tres mundos (el cielo, la tierra y el inframundo) y como tal, puede viajar a todos ellos sin consecuencias. En este caso el epíteto de “Angelos” en la inscripción del santuario de Demeter Malophoros, encajaría a la perfección con esta interpretación de el papel que juega en esta versión de los mitos eleusinos.
Angelos en los mitos sicilianos
Pero aquí no acaba la cosa, porque resulta que ese epíteto se le daba también a la diosa Artemisa en Siracusa, que también está al sur de Sicilia. Esta ciudad fue el principal punto de colonización griega a partir del año 750 a.c. Y este periodo es de donde viene toda la influencia religiosa griega que tanto influenció a los cultos de la zona. De hecho, el santuario de Demeter Malophoros fue construido por ellos para honrar a su diosa de la fertilidad y lo fructífero, algo totalmente lógico después de una colonización como tal, ya que los inmigrantes griegos se dedicaban principalmente a la agricultura y de alguna forma tenían que propiciarla. Pero volviendo al tema…
La segunda fuente nos llega de un dramaturgo de Siracusa llamado Sofrón, que es del año 430 a.c. en cuya obra se encuentra un relato en el que Hera y Zeus conciben a una niña que ellos llaman “Angelos” y que está relacionada con Hécate. En el relato, Angelos es criada por unas ninfas a quien Zeus la entrega justo al nacer. Cuando se hace mayor, Angelos roba a Hera un ungüento que la hacía resplandecer cuando se lo untaba en la cara, y se lo regala a la diosa Europa, hija de Fénix. Al enterarse Hera, va en su busca para castigarla, pero Angelos huye y se esconde en un lugar impuro al cual Hera no consiente pasar. Angelos es una diosa con atributos psicopompos, ella puede viajar a los confines de la vida y la muerte, donde otros dioses no pueden estar. Esto parece reforzar la identidad de Angelos con Hécate.
El tema es cómo han llegado ambas a ser identificadas como una misma diosa. Los atributos que comparten ambas no son suficiente para determinar que son la misma deidad. La Angelos siciliana parece que podría ser una deidad nativa de la zona y que la diosa Hécate entra en juego tras un proceso de sincretización. Y es a través de esta sincretización que se conecta a Hécate con Artemisa, que como comentaba antes comparten el epíteto de Angelos en Sicilia. Y para justificar más esta posible relación, Teócrito, un poeta también de Siracusa, defiende en una de sus obras que A’ngelos, era el verdadero nombre de Hécate.
También leí la opinión de alguien que decía que incluso aunque no hubiera una deidad nativa siciliana, es lógico pensar que las deidades helénicas operen de distinta forma en los límites geográficos de los asentamientos griegos, ya que se encuentran variantes en los mitos y en el patrón de los cultos conforme más se alejan del centro de cultura griega. Y esto es así en todos los aspectos culturales de las civilizaciones.
Ahora, si analizamos el mito de Angelos, resulta que nos topamos con que lleva a cabo un acto ciertamente muy parecido al de Prometeo. El término griego que denomina al efecto que tiene el ungüento sobre el rostro de Hera esaithon, que está relacionado con aithêr, que es la sustancia brillante de las estrellas. Según el uso gramatical común de ese término, parece extraño que se emplee en relación a una parte del cuerpo humano. En el relato anterior, el término tiene un significado parecido a “resplandor llameante”. De aquí el símil con el mito de Prometeo, que roba el fuego de los dioses para entregárselo a los humanos. En el caso de Angelos, es el ungüento el que contiene las virtudes empíreas que en este caso es transmitido a la diosa Europa. Y también aquí resulta interesante la mención a esta diosa.
Europa es según la Ilíada hija de Fénix (el sol rojo) que la relaciona con el sol del atardecer o del amanecer, como parece indicar un posible origen etimológico del nombre que comparte raíz con el griego Érebo, que simboliza la oscuridad y el atardecer. Como diosa en sí misma parece no haber tenido ningún tipo de culto asociado en la antigüedad. Sin embargo resulta relevante considerar que Pausanias confirma en sus obras que Europa es el epíteto de Deméter en Lebadea, Beocia. Así que, a modo de análisis gnóstico del mito, es la propia Hécate quien roba resplandor estelar de la diosa Hera para alumbrar la oscuridad del mundo de las tinieblas, tal vez al servicio de los mortales. Lo cual además me hace recordar el encuentro entre Hécate y Deméter en el mito de Eleusis, que se produce al amanecer y donde Hécate se presenta con su antorcha.
Conclusión
Por lo tanto, recopilando un poco todo lo dicho hasta ahora y analizando los posibles atributos de la Hekate Angelos según todas estas relaciones, creo que se puede deducir qué representa en este aspecto mitológicamente del papel que cumple en los misterios de Eleusis. Cuando Perséfone vuelve del inframundo, Hécate la abraza y desde ese momento se convierte en su guía, compañera y protectora. Hay que recordar que incluso con la propia Deméter tiene una actitud parecida, cuando al encontrarse con ella, le dice que oyó los gritos de Perséfone y Hécate la toma de la mano y vuelan a gran velocidad a los reinos celestes. Al fin, lo importante de esto es tener en cuenta el aspecto de guía que supone esta faceta de la diosa oscura.
Pero no es una guía sin más que se limite a proteger y ayudar gratuitamente, sino que también actúa en cierta manera como conocedora del destino. Jamás se deja llevar por la ira y siempre actúa con la frialdad y la seguridad propias de alguien que sabe cómo actuar en todo momento. Siempre trae luz en los momentos de más oscuridad. Lo cual me hace pensar en ella como una diosa no solo capaz de viajar entre los mundos celestes e inferiores, sino también como conocedora del destino, y sobre todo con capacidad de transformarlo o interferir en él, de modo que sea posible aplicar la sabiduría de los misterios. Hasta es capaz de interferir en el destino de los dioses y de hecho sirve de guía en su desarrollo. Vemos cómo en el mito de Angelos, la diosa es capaz de eludir la ira de Hera, lo cual hace a este aspecto de Hécate capaz de protegernos en momentos en los que transgredimos las normas de nuestra propia naturaleza espirituales, para elevarnos a otros niveles.
Hekate Angelos aparece en momentos clave del viaje en el camino de los misterios, en un tiempo liminal, y está ahí para ofrecernos conocimiento que puede hacer que cambie nuestro estado de percepción, como una recompensa después de haber sufrido los embates de una búsqueda tortuosa. Teniendo en cuenta las cualidades de la diosa Ártemis, que mencionaba más arriba, en su dominio sobre los espacios salvajes y su carga protectora, podemos deducir aquí la actitud maternal que la diosa refleja en los mitos mencionados, pero sin dejar de lado su esencia como madre oscura, con rigidez y determinación en sus palabras, nunca pronunciadas en vano.
En este aspecto es la que nos puede ayudar a ver cuando nos hemos adentrado en un camino tan profundamente que ya no podemos ver o reconocer la tierra sobre la que pisamos. Ella es la que nos muestra el paso que ha de seguir, para adquirir la confianza que necesitamos para continuar el camino. También la que nos da cobijo en un lugar seguro, hasta que adquirimos esa confianza renovada en nosotros mismos, tras haber integrado Su conocimiento, habiéndonos armado con Su luz, en nuestro interior. Por ello creo que es un aspecto más activo de su papel como Hekate Phosphorus… pero al final, como se deduce de las fuentes, Angelos es un epíteto que solo se encuentra localmente en Sicilia, y tal vez los epítetos sean equivalentes entre ellos. Lo que es innegable es que, aunque no lo fueran, serían totalmente complementarios si este análisis de Angelos no es erróneo. La respuesta está en los mitos.
Fuente: http://diosesehiralbos.blogspot.com.es