Archivo de la etiqueta: Dedicante

La Heroína

Ayer, de madrugada, escuchaba a una Sacerdotisa hablar de héroes y heroínas.

Ella es una heroína, pero su capa es invisible para quienes no aprendieron a mirar. Los demás no tenemos duda de lo que es.

Ella decía que como alumna y mentora vivimos ciclos y no todo el tiempo van a ser algo lineal, no todo el tiempo me puedo mantener en la línea de la felicidad y la completa creatividad, y el complejo flujo. Y obviamente habrá momentos en los que la misma dinámica de los alumnos te van colocando otras energías. Hay algunos alumnos que son más entusiastas y te contagian de esa energía, y va a haber otros que te van a contagiar de su mal hacer.

Ella decía también Yo me manejo mucho con el ciclo de la Luna, y estoy tan sincronizada con mi ciclo menstrual que por ejemplo, cuando ella mengua, yo también entro en esa energía dinámica de menguar. Pero en ninguno de los ámbitos de su vida puede parar. Su Yo Superior quiere silencio y paz, y su cuerpo no puede pararse en este momento de su vida.

“Yo quisiera ser la súper heroína, de esas que salen en los comics, y poder solventar y terminar con la injusticia del mundo. Pero resulta que las heroínas no son del mundo real somos personas como tú y como yo, que estamos transformando el mundo de manera distinta… por eso sigo insistiendo, si tenemos que volvernos rosas para encontrar la armonía, para encontrar quietud, pues… ¿Qué de malo hay en que sea rosa? Si tengo que ser rosa, pues lo soy. En Venezuela hay una canción que dice, o sos rosa, o sos sutil. Y yo hace mucho tiempo que dejé de ser sutil para ser rosa”

Desde ese momento, he reflexionado mucho sus palabras. Somos herramientas en manos de los Dioses. Estamos en un mundo que precisa cambios y sólo disponiendo de nuestro trabajo, de nuestras manos podemos hacerlos realidad.

Hace unos días, todo mi ser me pedía silencio. No escribas, no hables, no twittees, no envíes mensajes… Quédate en silencio y reflexiona, por un tiempo. ¿Qué puedes hacer para ser parte del movimiento del cambio? ¿Qué tienes en tu mano que puedas poner al servicio de los demás? ¿Qué es realmente necesario? Pero, hoy bajo la tormenta que cae tremenda sobre mi pelo, me doy cuenta de lo importante que son las palabras de esta Sacerdotisa, de cómo a veces hay que anteponer la realidad al deseo, al anhelo. No en vano me enseñaron a tener las mangas siempre subidas para estar Siempre Lista para Servir.

A veces, ser una Sacerdotisa, implica no poder parar. Y otras veces, implica pararse a reflexionar sobre lo que otros, mucho más acertados que tú, dicen y con sus palabras remueven tu conciencia.

Siempre habrá cosas que recordar,
sólo una flor,
lo dice todo.
Dice Gracias
y Lo siento,
dice Perdón,
y habla de amor.
Siempre habrá cosas
que recordar con una flor.
Miles de máquinas nunca podrán hacer una flor.

índice

Y pintaremos las flores del color que tú prefieras, rosa entonces. Está bien.

La Ley de Tres, por Tiné Estrella de la Tarde

Este artículo sobre la Ley de la Tres, fue escrito por Tiné Estrella de la Tarde, Dedicante de este Proto Templo, como examen sobre un tema de los primeros del Primer Grado Correlliano, por lo que trata sobre uno  de los temas de las lecciones, incluyendo información que él mismo investigó para realizar este artículo. Aunque ya hace varios meses que escribió este artículo, no hemos podido publicarlo antes.

La Ley de Tres

La “Ley del Tres” o “Ley del retorno” es una de las leyes máximas en la religión wiccana. Para la mayoría de las tradiciones, practicantes de este arte (1) y manuales de magia y brujería la Ley del Tres se basa en que “Todo aquello que hagamos, sea bueno o malo, se nos devolverá por tres veces”. Esto tiene también relación con el concepto de “Karma (2)” y con el concepto de “boumeran”. Y es que para la mayor parte del colectivo wiccano y en general practicantes de brujería, esta ley nos incita a pensar y a reflexionar sobre que toda acción conlleva a una reacción. Hay que tener presente que toda acción en el universo tiene una reacción partiendo por lo tanto de esa base nuestras acciones tendrán consecuencias y a veces estas mismas no serán tan inmediatas puesto que tienen que “germinar” en nuestra mente. La mayoría de las tradiciones y manuales cree literalmente en esta ley de modo que todo lo que hagas, hagas el bien o hagas el mal, se te será devuelto por tres veces. He llegado a leer en un manual sobre defensa mágica (3) en el que se imparten nociones sobre magia defensiva, que para algunos practicantes de la brujería tradicional el verdadero significado de la Ley del Tres es que si algún brujo o bruja sufre un ataque mágico debería de devolver por tres veces el ataque garantizando que si el enemigo “sobrevive” no volverá a hacer la misma tontería de hecho, así de literal se cita en el libro “La idea era que si se hace daño o se echa un maleficio a una bruja o a un brujo, él o ella debería enviarlo de vuelta al atacante tres veces. Esto garantiza que el enemigo, si sobrevive a la triple inversión, no volverá a intentar hacer la misma tontería (4)”. Pero dejando al margen este tipo de ideas de algunos manuales, en realidad el concepto debería de ser visto más allá del ámbito literal. Debería de observarse desde un ángulo mucho más filosófico-espiritual y es en este punto cuando la Ley del Tres entra en íntima relación con el concepto de karma budista. No solo las acciones físicas tienes consecuencias si no que nuestros estados mentales, ideas o pensamientos también tienen “karma”, también tienen ese efecto de modo que nuestra mente se podría comparar con un campo recién arado. Nosotros sembraremos en él semillas basadas en buenas acciones y las habrá basadas en malas acciones de modo que cuando la semilla crezca y de lugar al trigo tendremos la consecuencia de esa acción pasada, de ese estado mental o de esa idea. Por eso, para liberarse del karma no basta solo con tomar experiencia de nuestras acciones y sus consecuencias (que no siempre son instantáneas). Hemos de aprender esas lecciones, no solo experimentarlas de modo que antes de que la semilla origine la mala acción, el negativo estado mental, o esa mala idea, se purifique. Tomando conciencia y habiendo aprendido la lección y así poco a poco lograremos salir de ese círculo de existencia cíclica.

Una de las tradiciones wiccanas que aborda desde otro ángulo el concepto de la Ley del Tres es la Tradición Correlliana Nativista. Esta tradición siendo litúrgicamente igual a las demás pero diferenciada y especial en cuanto a su carácter más sincrético, filosófico, espiritual y actitud hacia la comunidad pagana, considera que no debemos de tomar literalmente el sentido de esta ley y que lo que realmente se quiere decir es que tendremos que experimentar la experiencia o la lección cuantas veces sea necesaria hasta tomar consciencia de ella y por lo tanto haberla interiorizado y aprendido. En este caso, desde mi posición de estudiante me arriesgaría a decir que quizás la tradición Correlliana se incline más hacia esa relación más espiritual y filosófica con el concepto de karma budista haciendo pues gala de su tendencia hacia valorar mucho más que otras tradiciones el aspecto filosófico y espiritual.

—————————————————————————————————————————-

Notas:

1 La brujería y la magia.
2 Acción.
3 Jason Miller. Magia para protegerse y combatir los hechizos: aprenda a defenderse de los maleficios y el mal de ojo. Ed Obelisco.
4 Página 132 párrafo superior.