Archivo por meses: Mayo 2014

Oráculo, por Nuhmen

Entré de nuevo en la habitación y todo había cambiado. Un silencio sepulcral reinaba en la sala y todos los allí presentes reunidos en torno a la única vela que iluminaba la estancia tenían la mirada fija en su mentora. Ella, inmóvil, recostada sobre el sofá, con una capucha cubriéndole la cara, parecía no estar allí. De pronto, lo entendí. El Oráculo había comenzado.
Todos nos mirábamos los unos a los otros, mientras sentíamos cómo una presencia familiar cuya energía todo lo iba inundando se manifestaba cada vez con más intensidad. No estábamos solos: teníamos ante nosotros a la Señora de las Encrucijadas dispuesta a dedicarnos unas palabras.
Uno a uno, nos fuimos levantando y sentándonos en el sofá junto a nuestra mentora, ahora controlada por la Diosa Oscura, dispuestos a escuchar el mensaje que Ella tenía para cada uno de nosotros. No hay, ni habrá, palabras para describir aquel momento. Al tomarla de la mano y comenzar a escuchar, todo pareció detenerse.
No había más sonido que el de la profunda voz que, entre susurros, nos hacía vibrar con sus palabras cargadas de simbolismo. A pesar de tener los ojos abiertos, ninguno pudo ver a su alrededor mientras duró el contacto con nuestra Patrona: todos estábamos sumidos en un bucle espacio-temporal, unidos a la Diosa, aislados de todo lo demás, perdidos en un torrente de sensaciones, caminando entre los mundos.
Nos dijeron que el primer oráculo al que uno asiste nunca se olvida, y creo que a quien nos lo dijo no le falta razón. No sé qué nos deparará el futuro, ni qué hallaremos ante las encrucijadas que los devotos de Hécate tanto transitamos. Lo único que tengo claro… es que desde ese momento todo ha cambiado.

 

Nuhmen Delos.

Aplicaciones prácticas de la Selenita, por Nuhmen

La selenita es una variedad de yeso, que se presenta formando cristales o masas cristalinas transparentes o de color blanquecino. El nombre de este mineral se debe al reflejo que éste emite al incidir la luz sobre él, que recuerda a la luz lunar. La palabra deriva del nombre de la diosa griega de la Luna, Selene.

La selenita es la piedra portadora de luz por excelencia, cuyas vibraciones eliminan la confusión y potencian la comprensión y la claridad mental al facilitar el trabajo meditativo a través del séptimo chakra, también llamado chakra coronario.

Es una piedra adecuada para la meditación y, precisamente por su vibración de alta frecuencia está muy recomendada para aquellos que desean trabajar con sus guías, tótems, ancestros o cualquier otra entidad procedente de la luz, a la vez que disipa toda influencia negativa o procedente del bajo astral. Para ello, basta con tener cerca o sostener una pieza de Selenita mientras se está meditando, aunque resulta especialmente eficaz cuando se realizan tramas o redes energéticas con esta piedra y uno se coloca en su interior.

Las esferas de Selenita pueden tener usos adivinatorios si se utilizan como bolas de cristal, ya que predisponen a la persona para la sesión adivinatoria y facilitan el tránsito de ésta a un estado de trance.

Nota: Es necesario recordar que la selenita es un mineral compuesto mayoritariamente por yeso, por lo que es muy fácil arañarla por accidente y, como todos los minerales de composición similar, es soluble en agua, por lo que no se aconseja limpiarla ni física ni energéticamente bajo el chorro del grifo.

selenita

Aplicaciones prácticas de la Azurita, por Nuhmen

La Azurita es un mineral compuesto básicamente por carbonato de cobre que se forma en los depósitos de cobre expuestos a la intemperie. Puede presentarse formando nódulos de color azul oscuro muy característico o, con mayor frecuencia, como piedra en bruto, de textura áspera y, por lo general, unida con algo de malaquita o de cuprita.

Es una piedra adecuada para los temas relacionados con el intelecto y la mente. Aporta claridad en el pensamiento y facilita la visión de nuevas perspectivas. Permite liberar los bloqueos mentales y potencia el trabajo meditativo si se coloca sobre el quinto chakra, favoreciendo los estados de trance y el desdoblamiento astral.

La Azurita ayuda a disolver cualquier bloqueo en alguno de los planos de la existencia, permitiendo llegar al origen del mismo para comprenderlo, trabajar con él y posteriormente disiparlo, permitiendo que la energía fluya. Esta piedra transmuta, además, los sentimientos negativos tales como el miedo, la apatía, la tristeza y el estrés, aportando calma interior y suavizando las emociones.

La Azurita ha sido considerada como una piedra sagrada por los indígenas nortemericanos, quienes la utilizaban en el trabajo chamánico para contactar con sus tótems y guías espirituales con mayor facilidad.

azurita