Archivo por meses: Diciembre 2010

Luna de Diciembre, por Ayra y Morgana

Luna de Diciembre: Luna de las Noches Largas
Hemisferio Norte: Diciembre
Luna en Geminis.

Otros nombres, otras tradiciones: si en la Wicca Eclectica esta Luna es conocida como Luna de las Noches Largas, o de las Largas Noches, en la brujería tradicional familiar, ésta luna se conoce como Luna Oscura del Lobo. Los celtas la conocían como Luna Helada del Ciervo o sencillamente, como Luna del Ciervo. Las tradiciones íberas llamaban a esta lunación Luna del roble; los nativos américanos Luna fría. En algunos lugares se conoce como Luna de las Chimeneas.

El nombre de Luna de las Largas Noches, no es aleatorio. Estamos en el momento del año en el que las noches son mucho más largas que los días, y el astro regente es la Luna, que pasa más horas en el cielo que el Sol. En esta Luna agradeceremos a la Diosa el próximo renacimiento de la Naturaleza, el despertar de nuevo del Sol y la vida del Dios que se acerca.

Ahora vivimos en la más plena oscuridad, y tenemos la certeza de que se acercan el calor y la luz. Esta es una buena época para evaluar nuestra vida, una parte de nosotros se quedará atrás en esta luna. El frío no es sólo algo físico, nuestro espíritu puede pasar por esa sensación de vacío y frío también. Llega el momento de arrojar luz.

La luz de la luna brilla en la tierra helada. El tiempo parece haberse congelado, pero el aire nocturno hormiguea con energía. Esta es la Luna de Finalización. Hemos completado el círculo durante los doce meses. Cuando la Rueda del Año hace su vuelta final y comienza un nuevo ciclo, hacemos una pausa para reflexionar sobre el camino que nos trajo aquí y hacia dónde puede llevarnos el año próximo. Por medio del ritual enfocamos nuestras mentes y energía en la intención. La declaración de una intención es el primer paso en la manifestación lo que se desea conseguir en el reino físico. La declaración de la intención es un proceso sagrado y un acto mágico cuando se realiza con el corazón y el alma.

Correspondencias

Poder que Fluye: Resistir, muerte y renacimiento reabrir los caminos, oscuridad. Alquimia personal. Caminos espirituales. Logros en las amistades y familia, sobreponerse a la soledad y la necesidad.
Momento para trabajar: Relajación, esperanza, renacer, fuerza, reabrir caminos cerrados
Hierbas: acebo, hiedra inglesa, abeto, muérdago
Colores: rojos, verde oscuro, blanco y negro
Flores: acebo, flor de Pascua
Elemento: fuego
Aromas: violeta, pachulí, rosa, geranio, incienso, mirra, lila
Piedras: serpentina, jacinto, rubí, topacio, peridoto
Árboles: pino, abeto, acebo
Animales: ratón, ciervo, caballo, oso
Aves: petirrojo, búho nival
Deidades: Hathor, Hécate, Neith, Atenea, Minerva, Ixchel, Osiris, Nornas, Parcas, Perséfone
Espíritus de la Naturaleza: las hadas de nieve, hadas tormenta, las hadas de invierno árbol
Decoramos el Altar: piñas, castañas, abeto, muérdago, arandanos, nueces, acebo, soles, estrellas, canela en rama atada con cintas de color rojo, blanco o negro, velas, pasteles y vino.

Ritual de Luna llena

Quemar, enterrar o de algún modo devolver a la naturaleza las cosas usadas que ya no necesitaremos. ¿Qué necesitaremos en el ritual? Una rama de árbol con varias ramas más pequeñas, unla Cesta de cintas o hilo corto de entre medio y un metro; un Tambor (opcional).

Trazar el círculo con la rama. Convocar a Elementos y Dioses.

El árbol simboliza muchas cosas: el Árbol de la Vida que uno los reinos, simbolizando la unidad. Como las ramas de un árbol, juntamos aspectos de nuestra vida en nuestra espiritualidad. Cada rama de este ritual simboliza la unidad y la intención.

Pensar en las intenciones al llevar a cabo el ritual. ¿Por qué estamos en este camino? ¿Qué buscamos? ¿Qué queremos encontrar en nuestra vida espiritual? ¿Qué compromisos se van a hacer o se van a renovar? Meditar sobre ello en voz alta, para darle más fuerza a la intención y los compromisos.

Tomar una cinta de la cesta y sostenerlo en las manos pensando en la intención, llenándolo de amor. Al declarar la intención, atar la cinta a una de las ramas. Repetir esto con cada intención, deseo, compromiso….

Al terminar, sostener la rama por encima de la cabeza, andando alrededor del círculo diciendo:

Vengo aquí esta noche con fuertes objetivos.
Mis compromisos e intenciones han sido expresados.

Bajar la rama hacia el fuego del caldero/hoguera) dejando que prenda y diciendo:

Cuando el fuego sagrado consuma esta rama, mis intenciones serán liberadas para transformarse en energía que trabajará para que sean manifestados en el mundo físico.

Al ir quemándose, se puede recitar al tiempo que se baila alrededor del fuego:

El aire nos mueve,
El fuego nos transforma,
El agua nos forma,
La tierra nos cura.
Y el equilibrio de la rueda
Va y viene constantemente
en su incesante girar.

Cuando se sienta que es el momento, dejar de bailar lentamente y proceder al Festín Sencillo.

Al proceder a la apertura del Círculo, despedir diciendo:

Rueda del Año, ciclo completo.
Finales, principios, ambos deben encontrarse.
Lo que me espera, no puedo ver.
Mi fe seguiré, bendito sea.

Bibliografía:
Libro de sombras de arikelilla y Morgana
http://witchery.wordpress.com

Publicado el 15-12-2010

Yule, por Ayra

Hemisferio Norte: 21 de Diciembre
Hemisferio Sur: 21 de Junio
Solsticio de Invierno.

Es una fiesta de carácter solar y el día más corto del año. Es el momento de mayor oscuridad (el Sol está en su punto más bajo). El Sol se acerca a la Tierra, regresando la primavera y el verano. El Sol se queda cada día un poco más en el cielo.

La Diosa da a luz y el Dios Sol renace, trayendo la Luz. Es el momento en que el invierno se hace sentir y año tras año se queman los troncos de Yule en una hoguera como un regalo para los Dioses. La Diosa da a luz al Dios Sol en la noche mas oscura del año.

Yule representa el renacimiento del Dios después de su muerte en Samhain. Esta celebración corresponde al solsticio de invierno. También es el primer ritual estacional de la Rueda, es el momento más frío y la noche más larga del año.

Todas las hojas han caído, la naturaleza duerme, es el momento de mayor oscuridad antes de que la luz regrese, es el renacimiento del Dios padre, la primera chispa de esperanza que emerge de la más profunda oscuridad. Es un momento de espera. De recogimiento y mediación.

Se necesita tiempo para despertar a un nuevo ciclo después de la muerte. La vida espera bajo la tierra el momento de renacer.

Yule es un momento propicio para meditar sobre la oscuridad. Es un tiempo de espera atenta en el que podemos observarnos a nosotros mismos y descubrirnos. Celebramos la esperanza del renacimiento confiando en que después de la fase de mayor oscuridad renacerá la vida que duerme bajo la tierra.

Yule es una festividad de la que se ha escrito mucho, la Doctora Ana Vazquez Hoys, profesora de historia de las religiones en la Uned, escribió esto sobre Yule en su blog, y Vesta nos lo hizo llegar:

Este Aquelarre representa el renacimiento de la luz. En la noche más larga del año, la Diosa da a luz (y nunca mejor dicho) la semilla de su crecimiento. La costumbre del árbol de Navidad viene de la tradición pagana de dejar entrar los espíritus de la Naturaleza (representados por el tronco) dentro de la casa. Un tronco además es un símbolo de la aridez que puede renacer en fertilidad. El solsticio de invierno en diciembre es el momento de mayor oscuridad: el sol está en su punto mas bajo en los cielos, mientras que la noche es la más larga del año. Yule es uno de los puntos clave del ciclo. Tras Yule, los días empiezan a prolongarse, por lo que esta festividad (similar en espíritu a la Navidad o a la Hanukkah) se celebra tradicionalmente para convocar el retorno de la luz y de la esperanza al mundo oscuro y helado. En Yule hay celebraciones ruidosas y reflexión silenciosa; nuestros antepasados encendían grandes fogatas en la noche de Yule y bailaban a su alrededor toda la noche para llamar al amanecer, girando y girando para invocar al cambio, tanto en el aspecto interno como en el externo. Y la perfecta quietud de las imágenes de Yule (las velas iluminan la oscuridad, el sagrado árbol verde constituye el eco de la naturaleza vibrante de la vida en medio de la aparente muerte, y la Madre Tierra que da cobijo al Niño Sol) nos recuerda que, justo cuando las cosas parecen haber perdido esperanza y apagarse, el ciclo cambia y la luz retorna.

Para decorar el altar, podemos usar plantas que mantengan su verdor a lo largo del invierno, como por ejemplo ramas de pino, romero, junípero y cedro, y también podemos usarlas para marcar el círculo, así como hojas secas.

Arreglamos el altar, y trazamos el círculo. Luego recitamos el Cántico de Bendición, e invocamos a la Diosa y al Dios.

Parados delante del caldero, miramos dentro de él, diciendo:

No me lamento, aunque el mundo está envuelto en sueño,
No me lamento, aunque el frío viento sopla,
No me lamento, aunque la nieve caiga fuerte y profunda,
No me lamento, también esto pasará pronto.

Prendemos el fuego en el caldero, o la vela dentro de él, y mientras las llamas se elevan, decimos:

Prendo este fuego en tu honor, Diosa Madre, tú creaste vida de la muerte, calor del frío, el sol vive una vez más, el tiempo de la luz crece
Bienvenido, Dios del Sol, el del eterno retorno
Salve, Madre de Todos

Ahora, en sentido deosíl (como las agujas del reloj) caminamos alrededor del altar y el caldero, mirando las llamas, y mientras lo hacemos, cantamos:

La Rueda Gira, El Poder Arde.

Debemos meditar en el Sol, en las energías ocultas que yacen soñolientas en el invierno, no sólo en la Tierra sino dentro de nosotros. Debemos pensar en el nacimiento no como el comienzo de la vida, sino como su continuación.. Luego de un tiempo, nos detenemos, nuevamente delante del altar y del caldero en llamas, y decimos:

Gran dios del sol, doy la bienvenida a tu retorno, que brilles intensamente sobre la Diosa, desperdigando semillas y fertilizando los campos.
Bendito seas, renacido del Sol

Pueden seguir trabajos de magia de ser necesarios. Celebramos el festín sencillo. Se libera el círculo

Una práctica tradicional de Yule es la confección del Árbol de Yule, tomado por el cristianismo en el árbol de Navidad. Podemos decorarlo con guirnaldas de capullos de rosas secos, palitos de canela, bolsas de especias que se colgarán de las ramas, cristales de cuarzo, manzanas, naranjas o limones. También podemos prender el leño de Yule, tradicionalmente de roble o pino. Antes de hacerlo, debemos grabar con el cuchillo de mango blanco una figura del Sol (un disco con rayos) o del Dios (un círculo con cuernos), y recién debemos prenderlo en el anochecer del Solsticio. Mientras se quema, debemos visualizar al Sol brillando dentro de él y pensar en los días más cálidos que vendrán. Las comidas de Yule son las nueces, manzanas y peras, panes remojados en sidra, y cerdo para los no vegetarianos. Las bebidas pueden ser té de distintas hierbas, por ejemplo hibisco o jengibre.

Se encienden hogueras y se baila a su alrededor, girando y girando para invocar al cambio interno y externo. Las hogueras se apagan volviendo a encenderse por frotación a medianoche y encendiendo el resto con el fuego de la primera hoguera. A la mañana, se recibe al Sol.

El leño de Yule se deja arder lentamente todo el año para evitar que un rayo alcance la casa. Se decora el árbol de Yule (un pino vivo en una maceta o cortado) con guirnaldas de capullos de rosas secos, cintas, moños, frutas (manzanas, naranjas o limones), ramas de canela, arándanos y bolsas con especias colgadas de las ramas. La casa se decora con luces, acebo, muérdago y hiedra. Se intercambian regalos y se hace fiesta ruidosa y reflexión silenciosa. Tiempo de descanso y relatos y de compartir habilidades y tradiciones.

Yule nos recuerda que cuando todo parece oscuro, regresa la luz.

La llama de Brighid atraviesa la oscuridad del espíritu y de la mente; mientras que el caldero de Dagda asegura que la Naturaleza siempre provea para todos los niños.

Ved la cara resplandeciente de la Diosa con ese hermoso bebé en sus brazos, la Madre feliz y amorosa esta con nosotros.

Ya ha llegado, demos la bienvenida al Sol…. Ya empieza a llegar la luz una vez más, pronto llegará la primavera y el verano, observad cómo nuestro Dios cada día se hace más fuerte…

Antes de la llegada de nuestro Señor, decoremos la casa como es debido, es día de celebración, ha regresado de entre los muertos. Que halla luces por doquier, guirnaldas de colores, de flores y hiedra. Colocad muérdago por la casa y acebo en los techos y paredes.

El árbol de Yule debe ser nuestro trabajo más esmerado. Decorémoslo con ramitas de canela, bolsas de té, velas, guirnaldas, frutas y todo aquello que nos recuerde el revivir de la Naturaleza. Podemos crear unas bolsas especiales en las que meter cosas que representen nuestros deseos. Por ejemplo: unos pétalos de rosa, unas monedas o un trébol… cualquier cosa que se desee, todo mezclado en una bolsita de tela y anuda a una rama del árbol. Podremos quemarla después en la hoguera o guardarla hasta el próximo Yule donde se dará gracias y se quemará.

Dejemos unas ofrendas en el árbol, hemos crecido pero, los regalos siguen haciendo ilusión. Por ello, si se desea recibir algo, antes algo hemos de dar…

La mesa tendrá un mantel verde como los prados que revivirán pronto, con unas velas rojas como las bolitas del acebo y otras blancas como la nieve. Las velas doradas, amarillas y anaranjadas nos recordarán que la llegada del Sol está próxima. El incienso será uno de canela, de pino o cedro, o de cualquiera de esos árboles que, a pesar del frío han seguido verdes (perennes)…

Colocaremos unas cestas decoradas con muérdago, acebo en el fondo y hiedra sobresaliendo. Sobre ello colocaremos la fruta, el pan, las galletas y todos los dulces que vayamos a comer durante esta celebración. El menú será un pavo o un estofado, acompañados de una salsa de arándanos. Bebamos té de cualquier hierba, de jengibre, canela o grosella.

Llega la noche, se puso el Sol… Encendamos la hoguera o apaguemos luces y dejemos todo iluminado con velas. Ha llegado el momento de esperar al Dios. Bailemos en círculos para que nos llegue el cambio que esperamos, contémonos relatos mientras impedimos que el fuego de hoguera y velas se extinga hasta el amanecer. Sólo a media noche, apagaremos todas las velas para después, encender una y con la llama de ésta las demás. Así representaremos la llegada del Dios que, llega con una pequeña luz, casi sin fuerzas pero, con el tiempo, va iluminando más zonas y dando más calor. Si se ha hecho la hoguera, esta se apagará y se encenderá por frotación, pues el calor del Dios tardará en llegar, al igual que conseguir encenderla a la primera… Antes de encender hoguera y velas, meditaremos sobre la luz y su llegada. Elegiremos entre todos uno de los leños que van a echarse a la hoguera y colocaremos nuestras manos en él pidiendo un deseo cada uno. Arrojadlo al fuego visualizando cómo pronto se cumplirá aquello que anhelamos. Si no se hace hoguera, utilizar la bolsita de los deseos y quemadla en una vela o en el caldero (o cazuela en su defecto).

Unos momentos antes de la llegada del Sol intercambiemos regalos con aquellos a los que amamos. Al salir el Sol, salir al exterior a darle la bienvenida con cánticos y danzas. Ha llegado el momento de apagar velas y hoguera, la luz de nuestro Dios ha llegado.

CORRESPONDENCIAS
Simbolismo: Planear el futuro.
Símbolos: Acebo y cáctus de Yule.
Momento: Renacimiento del Sol, La Noche más Larga del Año
Trabajos mágicos: Paz, Armonía, Amor, Felicidad, Planear para el Futuro
Inciensos: Pino, enebro, cedro, canela y mirra.
Colores: rojo, verde, dorado, amarillo, anaranjado, blanco y plateado.
Bebidas: vino condimentado con especias, puede ser sidra condimentada con canela, té de hibisco y jengibre.
Hierbas: Acebo,  Muérdago, Hiedra, Laurel, Cedro, Enebro,Roble, Salvia, Romero, Pino, Naranjas, Nueces mascadas, Limones y palitos de canela alrededor del árbol de Yule.
Comida: nueces y frutas como: manzanas, peras, pasteles de alcaravaca remojados en sidra, el famoso tronco de Yule, panes, galletas con nueces, pavo asado, estofado y dulces.
Bebidas: Té de hierbas, té de jengibre.
Tradiciones: Decorar el árbol de Yule, quemar el tronco de Yule, hacer coronas para la protección de los hogares.
Piedras: Rubíes, Esmeraldas, Diamantes, Granates.
Diosas: Brighid, Isis, Demeter, Gaea, Diana, La Gran Madre, Triple Diosa y todas las Diosas Madres..
Dioses: Apolo, Ra, Odin, Lugh, El Rey Roble, Dios con Cuernos, El Hombre Verde, El Niño Divino, Mabon, Dagda y todos los Dioses Solares..
Velas: Rojo, verde y blanco.
Rituales: Paz, armonía, amor, felicidad.
Decoración del altar: Siempre verdes (pascua, pino, romero…), hojas secas. Se puede marcar el Círculo con estas hojas. Caldero sobre el altar o ante él si es grande.
Herramientas adicionales para el ritual: Tres velas rodeando el caldero (blanca, roja y negra) y una verde en el interior del caldero), alcohol, campana.

¿QUÉ HACER?
• Incienso para Yule:
-4 partes de madera de abeto (si es posible con un poco de resina)
-1 parte de agujas de pino
-2 pizcas de hojas de hiedra
-1 pizca de hojas de romero
-10 gotas de aceite esencial de clavo
• Iluminar el árbol de Yule con velas, representando los días largos llenos de luz que llegan.
• Prender el leño de Yule la víspera, teniendo que prender al primer intento para agtraer la buena suerte, ardiendo doce horas. El tronco se hará cenizas.
• Encender tantas velas como se pueda.
• Regar árboles frutales con sidra para animar a los árboles a dar una buena cosecha..
• Echar harina de maíz y sidra a unas manzanas recién cogidas y puestas en un cuenco en el altar.
• Observar el Sol ocultándose, encendiendo una vela/hoguera.
• Meditar sobre la luz.
• Pasar la noche en vela sin que el fuego se apague o colocando velas nuevas cuando otras se consuman.
• Salir al exterior a recibir a la aurora cantando la bienvenida al Sol.
• Decorar la casa con vegetales frescos y plantas para ofrecer a los espíritus de la Naturaleza un lugar de descanso, lejos del frío y la oscuridad.
• Decora tu árbol de Yule y tu casa con cáscaras de naranja, canela en rama.
• Cocina un tronco de Yule para comer con los niños.

 

RITUALES
Rito en solitario
Algunas personas no realizan en Yule la invocación al Dios, ya que simbólicamente el está apunto de nacer y se le dará la bienvenida durante el ritual.

En esta celebración encendemos fuego dentro del caldero, ya que el caldero simboliza el vientre de la diosa y el fuego representa al sol. Sino puedes encender fuego porque realizas el ritual dentro de tu casa, puedes usar una vela y ponerla dentro del caldero.

Una vez realizadas las invocaciones colócate enfrente del altar contemplando el caldero y di lo siguiente:

No siento dolor, aunque el mundo esté envuelto en sueño.
No siento dolor, aunque los vientos helados soplen
No siento dolor; esto también pasará pronto

Enciende el fuego o la vela que está en el caldero y di:

Prendo este fuego en tu honor, Diosa madre,
Has creado vida de la muerte, calor del frío,
El Sol vive una vez más; el tiempo de luz está creciendo
¡Fuego para la fortaleza!
¡Fuego para la vida!
¡Fuego para el amor!
¡Bienvenido Dios del Sol que siempre retornas!
¡Salve Madre de todo!

Caminas alrededor del altar y del caldero en deosil despacio, observando las llamas y di el siguiente canto:

Gira, gira, gira la rueda
La llama que se había apagado se encendió.
Rueda y rueda, gira y gira
Retorna, retorna, retorna a la vida; gira y gira.
Bienvenida sea la luz del Sol,
Adiós a las disputas
Rueda y rueda, gira y gira
El señor Sol se muere; el señor Sol vive.
Rueda y rueda; gira y gira.
La muerte abre las manos y nuevas vidas da.
Rueda y rueda por donde va.
Gira, gira, gira la rueda
La llama que se había apagado se encendió.
Rueda y rueda; gira y gira…

Regresa y colócate frente al altar. Medita sobre las energías ocultas que yacen dormidas en el invierno, no sólo de la tierra sino dentro de nosotros mismos. Piensa en el nacimiento no como el inicio de la vida, sino como su continuación.

Después de meditar un rato párate enfrente del caldero y dale la bienvenida al Dios diciendo:

Gran Dios del Sol, doy la bienvenida a tu regreso.
Que brilles fuertemente sobre la Diosa;
Que brilles fuertemente sobre la tierra esparciendo semillas y abonando el campo.
¡Todas las bendiciones sobre ti, renacido del sol!

Cierra tu ritual como lo haces normalmente.

Ritual en Grupo
Honra el nuevo año solar con luz. Haz un ritual en la víspera del solsticio en el cual medites en oscuridad y entonces des la bienvenida al nacimiento del sol encendiendo velas y cantando. Si tienes una chimenea o una fogata al aire libre, quema un trozo de roble como “tronco de Yule” y guarda un trocito para comenzar el fuego del año próximo. Adorna el interior y/o el exterior de tu hogar con las luces eléctricas de colores.

Este ritual que a continuación os explico ha sido recogido de la tradición gardneriana:

Comienza como es habitual con la formación del circulo y la invocación a los señores de las Atalayas (los elementos) se coloca para la ocasión el caldero en la parte sur del circulo adornado con guirnaldas, acebo, hiedra y muérdago, se prende fuego en su interior, no debe existir ninguna luz mas excepto las vela del altar y las que rodean el circulo.

La sacerdotisa, se coloca detrás del caldero el coven forma un corro mirando hacia dentro, el gran sacerdote se pone frente a la sacerdotisa y lee el libro de las sombras mientras el coven empieza a moverse por el circulo en sentido de las agujas del reloj, y cada vez que un miembro pasa al lado del sacerdote este enciende una vela con el fuego del caldero y se la da. Cuando todos los miembros tienen su vela se dice:

Reina de la luna, reina del sol.
Reina de los cielo, reina de las estrellas,
Reina de las aguas, reina de la tierra,
¡traednos al niño prometido!
Es la gran madre quien lo trajo al mundo,
Las tinieblas y las lágrimas se apartaran cuando aparezca el sol temprano.
Sol dorado de las montañas, ilumina los mares y los ríos,
¡Que el dolor desaparezca y reine la alegría en el mundo!
Bendita sea la gran diosa sin principio ni fin.
Eternidad perdurable.

RECETAS
Cerdo relleno

Aunque ya viene siendo tradicional el pavo en esta época, en esta receta se usa carne de cerdo. El cerdo, animal sagrado de Freyr, simboliza la riqueza y la abundancia en los meses de invierno. Tradicionalmente, en la antigua Europa se criaba durante todo el año al cerdo para que, llegado el invierno la familia tuviera un reserva de carne. Ahora muchos no le damos tanta importancia a esto, pero hace años comer carne no era un capricho, sino un lujo.

Por otra parte; no es que sea una receta difícil, pero si se es de los que pisan la cocina sólo para freír un huevo… casi que no…

Ingredientes

Un lomo de cerdo abierto, para hacer un rollo
Tres manzanas
Una taza de uvas pasas
Un puñado de nueces, o piñones
Una taza de miel
Condimentación: sal, pimienta, aceite.

Un cordel o redecilla
45 min. al horno, más o menos, a 200ºC

En un cazo ponemos a hervir las manzanas, previamente peladas, deshuesadas y cortadas en dados. Se dejan cocer (no es necesario ponerles agua, basta la que ellas mismas desprenden) durante 15-20 minutos. Cuando estén blandas, se machacan con un tenedor hasta tener una papilla de manzana.

Mezclamos la manzana machacada con los piñones o nueces (estas bien trituraditas) y las uvas pasas. Esto será el relleno de la carne.

Abrimos el lomo de cerdo y con una cuchara vamos distribuyendo el relleno por toda la superficie. Después, se enrolla con cuidado y se ata, primero los extremos, y después toda la pieza. También se puede atar el rollo con una redecilla, las regalan en la carnicería.

Salpimentamos la pieza y la untamos de aceite (si es de oliva, tanto mejor) en una fuente.

Precalentamos el horno a 250º. Al introducir la pieza, lo podemos bajar un poco. Estará cociendo una media hora, más o menos.

Cuando la carne esté cocinada, untamos la pieza con miel y ponemos el horno a gratinar otros diez minutos más o menos.

La única salsa que tiene es el aceite que hemos añadido nosotros. Un acompañamiento ideal podrían ser unas patatas hervidas con la propia piel, o unas verduras hervidas.

Tronco de Yule

Ingredientes:

100 grs. de harina
100 grs. de azúcar
150 grs. de mantequilla
200 grs. de mermelada de fresa
400 grs. de chocolate fondant
300 grs. de nata liquida
3 huevo mas o menos

Mezclar en un bol los huevos, el azúcar y la harina tamizada, hasta conseguir una masa homogénea.

Untar una placa de aluminio con la mantequilla y extender la masa plana.

Hornear hasta que se tueste. Dejar enfriar.

Repartir la mermelada sobre el bizcocho y enrollar.

Fundir el chocolate al baño María y añadir la nata. Cuando esté frío, cubrir el tronco con el chocolate y dibujar las estrías con un tenedor. Dejar en el frigorífico hasta que se enfríe.

Otro modo:

Ingredientes:

450 grs. de galletas crackers (de soda) aplastadas.
450 grs. de nueces, troceadas.
450 grs. de nubes de azúcar (marshmallows) pequeños.
450 grs. de dátiles, troceados.
1/2 litro de nata montada.

Mezclar todos los ingredientes juntos, guardando algunas galletas. Enrrollarlo formando como una barra de pan, cubriéndolo con las galletas reservadas y envolverlo en papel encerado. Ponerlo en la nevera. Enfriar, cortar y servir con nata montada.

Crema de Col Luz del invierno

1 libra de jamón precocido cortado en cubos o destrozada
1 cucharadita colmada de harina
1 Col o repollo blanco firme
1 / 2 cucharadita de sal y pimienta
1 taza de crema
Nuez moscada molida

Corte la col por la mitad. Si la col es pequeña haga solo cuatro trozos o seis trozos si la col es grande. Luego junte las piezas. Sumérjalas en una olla de agua hirviendo y cocine por 5 minutos. Escurra y sumérjalas ahora en una olla con agua fría. Escurra otra vez. Rebánela en tiras largas de un 1 / 4 de pulgada. Derrita un poco de mantequilla / margarina en una olla y agregue la col destrozada. Mezcle bien y recuerde revolver todo el tiempo. Agregue la sal, pimienta y la nuez moscada. Agregue después la cucharadita colmada de harina, mezcle bien. Agregue la crema, continúe mezclando y déjelo hasta que ebulla. Agregue el jamón en cubos o destrozado y baje el fuego. Cubra la olla y deje a fuego lento la mezcla cerca de 30 minutos. Sirva caliente. Receta para 6-8 porciones.

Pastel de Yule

Para el bizcocho:
4 huevos enteros.
2 yemas.
80 gr. de azúcar.
Ralladura de ½ limón.
80 gr. de harina

Relleno y decoración:
400 gr. de chocolate para fundir.
250 gr. de mantequilla.
150 gr. de azúcar.
1 cucharada de ron blanco.
8 guindas.

Batir las yemas con el azúcar y el limón hasta que esté cremoso. Añadir la harina. Batir las claras a punto de nieve y mezclar todo con cuidado. Poner sobre la bandeja del horno papel de aluminio y esparcir la masa dándole forma rectangular, cocer al horno durante 15 minutos a 200 º C. Retirar el papel de aluminio y enrollar la plantilla de bizcocho con la ayuda de un paño. Dejar enfriar. Fundir el chocolate al baño de maría, reservar. Batir la mantequilla con el azúcar, añadir el ron y juntar con el chocolate. Desenrollar el bizcocho, cubrir con la crema de chocolate reservando un poco para decorar. Volver a enrollar cubrir con una capa de chocolate. Hacer unos adornos con un tenedor y colocar las guindas adornándolo. Introducir en el refrigerador hasta el momento de servir.

Otro pastel de Yule

1/2 Kilo de harina
1 1/2 vasos de leche (puede ser de soja o almendra)
1/2 tarrina de mantequilla
1/2 taza de azucar (puede ser fructosa)
1/4 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharada de canela
1 cucharadita de ralladura de limón
2 tazas de fruta
1/2 taza de nueces
1/2 taza de almendras picadas

Calentar el horno a 180 grados.
Mezclamos la harina con la leche, la mantequilla derretida, la ralladura de limón, la sal, el azúcar, la nuez moscada y la canela y lo batiremos bien hasta que quede una masa homogénea.
Le añadiremos el resto de ingredientes y lo colocaremos todo en un molde. Podemos espolvorearlo con azúcar glasé (yo prefiero azúcar moreno) por encima.
Hay que dejarlo hornear durante hora y media o hasta que al meter la puna de un cuchillo en el bizcocho esta salga limpia.
No olvidéis dejarlo enfriar antes de desmoldarlo!

Receta de intxaursalsa (sopa dulce de nueces)

2 litros de leche.
2 ramas de canela.
300 gramos nueces troceadas.
300 gramos de azúcar.

En una cazuela colocamos las nueces troceadas, la leche y las ramas de canela.
Cocemos durante unos 30 minutos, añadimos el azúcar y dejamos cocer 5 minutos más removiendo con una cuchara de palo.
Servimos caliente o tibio en unas copas individuales y con canela espolvoreada, y unas ramitas de la canela a modo de decoración.

Compota de pera con castañas asadas

1/2 kilo de pera blanquilla.
Un trozo de cáscara de limón.
50 gramos de castañas asadas.

Pelamos y quitamos los corazones de las peras.
Las cortamos en trozos gruesos y las ponemos en una cazuela. Añadimos la cáscara de limón, dos cucharadas soperas de agua y azúcar (opcional). Tapamos y cocemos suavemente hasta que estén blandas.
Retiramos la piel de limón y no removemos mucho para que la pera quede enterita.
Si la compota está demasiado acuosa, la dejamos cocer descubierta, hasta que adquiera la consistencia deseada.
Servimos la compota acompañada de unas castañas asadas.

Galletas de chocolate de Yule

1 1/4 taza de harina.
1/2 cucharadita de levadura.
1/4 cucharadita de sal.
1/2 taza de manteca o margarina.
1/2 taza de azúcar blanca.
1/4 taza de azúcar morena.
1 huevo.
1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
1 cucharadita de cortezas finas de naranja.
1 cucharadita de jugo concentrado de naranja.
1 taza de trocitos de chocolate.

Mezcla la harina, la levadura y la sal, y déjalo aparte.
Funde la manteca o la margarina, añade el azúcar blanca y el azúcar morena y mezclalo bien.galletitas
Añade el huevo, la esencia de vainilla, las cortezas de naranja y el jugo de naranja, fijate que quede bien mezclado.
Añádele la mezcla de harina y bátelo hasta que no se vea la harina.
Añade los trocitos de chocolate y mézclalo bien.
Echa la mezcla cucharada a cucharada encima de una bandeja de hornear previamente untada de manteca y enharinada.
Se hornea durante 10 o 15 minutos en un horno de 375º.
Servir una vez frías espolvoreadas con azucar impalpable.

Pudding de manzana

Ingredientes:

6 huevos
1 bote pequeño (250 gr.) de leche condensada
1 kilo de manzanas (mejor si son de tipo “golden”, “fuji” o cualquier otra variedad de manzana dulce)
Canela, caramelo para el molde.

Lo primero es pelar y cortar las manzanas en pequeños dados. Después se ponen en un cazo y se hierven hasta que estén blandas. No hace falta añadir agua, sobra con la que sueltan las propias manzanas al cocer. Una vez cocidas, se trituran, se mezclan con la leche condensada y los 6 huevos batidos. Según los gustos, también se le puede añadir una pizca de canela en polvo. Se remueve bien.

Para el caramelo, se puede hervir dos cucharadas de azúcar o comprarlo ya hecho, no importa. Se unta bien el molde y se rellena con la mezcla de manzana, huevo y leche condensada.

Se pone a cocer al baño maría, entre 45 y 60 min, hasta que esté cuajado. Una buena forma de comprobarlo es pinchar el pudding con un palillo: si sale limpio, el pudding está listo. Se espera a que enfríe y se desmolda.

Lo ideal es servirlo frío. En casa lo preparamos con adornos de rodaja de manzana. Personalmente, yo lo presentaría muy frío, acompañado de natillas calientes. Por si alguien se anima:

Crema de natillas

Medio litro de leche
1 cáscara de limón
2 palos de canela
6 cucharadas de azúcar
3 o 4 cucharadas de harina maizena

En un cazo ponemos a hervir 250 ml. de leche, junto con la cáscara de limón, la canela y el azúcar. Aparte, en un bol, mezclamos la leche restante con la maizena y la disolvemos bien, así evitamos que se formen grumos. Cuando la leche del cazo empieza a hervir, se añade la del bol y removemos bien con una cuchara de palo, hasta que la crema se vuelve espesa.

Si las natillas van a usarse para acompañar el pudding, yo aconsejaría que no os pasárais con el azúcar: el pudding ya es bastante dulce, y las natillas ligeramente amargas contrastan muy bien. Por otra parte, tampoco las haría muy espesas, pero es cuestión de gustos: a más maizena, más espesor.

Hypocrás (Bebida)

Ingredientes:

vino blanco (mitad del total) (opcional)
vino tinto (mitad del total)
canela, clavos y jengibre (en proporción 5:3:1)
azúcar en proporción de sea 180gr. por cada 2 litros; o 90 gr. por litro; o 70 gr. por cada botella de 750 cl.

Hay que señalar que esta bebida se hace segun el gusto de cada cual, y según la persona se añaden mas o menos ingredientes que aquí no aparecen,como el cardamomo (aunque no se como sabría) o como la miel (que me gustaría probar en breves )

Mezclarlo todo en un caldero “vidriado”, aunque hoy en dia eso no importa demasiado.

Calentar sólo hasta que comience a hervir e ir removiendo.
Pasar por colador de tela hasta que salga claro.

Hay quien lo deja reposar cerca de 3 horas para fermentar, y algunos la enfrían antes de beberla, aunque yo la prefiero caliente.

Café de acebo

Ingredientes para 4 personas.

500 g de hojas de acebo

Es necesario utilizar hojas verdes enteras y ponerlas a tostar en el horno a 150º C hasta que estén completamente secas.

Luego se pasan por la licuadora.

Deben conservarse en un frasco de vidrio,como el café normal.Se puede utilizar una moca común para la preparación del café o usar el método de la infusión en el cazo de agua que haya arrancado a hervir.

Pestiños

Se trata de un postre típico de Andalucía, que forma parte del gran arsenal de postres propios de la Navidad.

Ingredientes:

400 gramos de harina de trigo.
1/2 vaso de vino fino de Jerez.
1 cucharadita de matalaúva.
1/2 cucharadita de ajonjolí.
1 corteza de limón.
200 gramos de miel de abeja.
Aceite de oliva.
Azúcar de lustre.
Sal al gusto.

Poner al fuego una sartén y echar 1/2 vaso de aceite, cuando esté caliente echar la corteza de limón y dejar que se fría ligeramente, entonces retirar la sartén del fuego y echar la matalaúva y el ajonjolí, dejar que se enfríe el aceite, pasarlo por un colador chino y reservarlo.

En un bol, poner la harina en forma de volcán, echarle un poco de sal y añadir el jerez y el aceite colado. Amasarlo todo bien hasta conseguir una buena masa. Entonces dejar reposar la masa durante una hora.

Mientras tanto se puede ir haciendo el jarabe de miel, poniendo en un cazo la miel y 5 cucharadas de agua, ponerlo al fuego y cuando empiece a hervir, bajar el fuego y dejarlo cocer a fuego lento durante unos 10 minutos.

Cuando la masa haya reposado, ponerla sobre la mesa o encimera de la cocina, en la que se habrá echado un poco de harina y con el rodillo, previamente embadurnado en aceite, estirar bien la masa, de forma que quede una lámina de unos 3 milímetros. Con un cuchillo, cortar la masa en cuadrados de 10 centímetros de lado y enrollar los cuadrados uniendo las puntas contrarias, como si fuera un sobre.

Poner una sartén al fuego con abundante aceite y cuando esté bien caliente ir friendo los pestiños. Una vez fritos sumergirlos en la miel y dejarlos escurrir sobre un escurridor. Cuando estén bien escurridos espolvorearlos con la azúcar y colocarlos en una fuente.

Galletas de arándanos

Ingredientes:

2 1/4 tazas de harina (puede ser de espelta)
3/4 de taza de azúcar
1 cucharadita de bicarbonato de sosa
1/2 cucharadita de sal
1/3 de taza de leche de soja o de vaca
1/4 de taza de aceite de oliva
1/2 taza de margarina o mantequilla
1/4 de taza de tofu o 2 huevos
1 taza de arándanos (frescos o congelados)
1/2 taza de semillas de girasol
3/4 de taza de almendras picadas

Calentar el horno a 175º. Mezclar todos los ingredientes secos en un tazón grande. Añadir la leche, la margarina o mantequilla, el aceite de oliva, el tofu o los huevos y mezclar bien. Añadir los arándanos, las semillas de girasol y las almendras y mezclar todo bien. Con la ayuda de una cuchara, colocar porciones redondas de masa sobre la bandeja para horno antiadherente. Presionar con un tenedor. Hornear 10-12 minutos o hasta que se doren.

Bizcocho de frutas oscuras

Ingredientes:

2 1/4 tazas de harina (puede ser de espelta)
3/4 de taza de azúcar
1 cucharadita de bicarbonato de sosa
1/2 cucharadita de sal
1/3 de taza de leche de soja o de vaca
1/4 de taza de aceite de oliva
1/2 taza de margarina o mantequilla
1/4 de taza de tofu o 2 huevos
1 taza de arándanos (frescos o congelados)
1/2 taza de semillas de girasol
3/4 de taza de almendras picadas

Calentar el horno a 175º. Mezclar todos los ingredientes secos en un tazón grande. Añadir la leche, la margarina o mantequilla, el aceite de oliva, el tofu o los huevos y mezclar bien. Añadir los arándanos, las semillas de girasol y las almendras y mezclar todo bien. Con la ayuda de una cuchara, colocar porciones redondas de masa sobre la bandeja para horno antiadherente. Presionar con un tenedor. Hornear 10-12 minutos o hasta que se doren.

Cerdo asado en olla de barro

Ingredientes:

1-1 1/2 kg. de lomo de cerdo asado.
1 cebolla, cortada en ocho trozos.
1 manzana, pelada, sin corazón y troceada.
1 copa de sidra.
1 cucharada de salvia.
1/4 cucharada de tomillo.
1/2 cucharada de pimienta.
1 cucharada de sal.
4 patatas grandes, peladas y cortadas a cuadros.
2 zanahorias, cortadas en dos o tres grandes trozos.

Poner el cerdo asado en una olla de barro. Rodearlo con la cebolla y los trozos de manzana. Verter la sidra y añadir los condimentos, las patatas y las zanahorias. Cocinar durante unas seis horas. Comprobar que esté vien cocinado: el cerdo no debe estar rosado en su parte central. Servir en una bandeja rodeado por las patatas y las zanahorias. Se puede servir el caldo aparte o espesarlo, si se prefiere. Es fácil de hacer y muy alimenticio, perfecto para Yule o cualquier festividad invernal.

Bibliografía
Wiccanos.com
Libro de sombras de arikelilla y Morgana
Agenda de las brujas, Llewelyn 2008
http://www.bloganavazquez.com